lunes, 24 de mayo de 2010

Todo sobre la Tabiquería Pladur®

Pladur® es una marca registrada de tabiquería interior para techos, tabiques y trasdosados comercializada por Yesos Ibéricos S.A., sociedad del Grupo Uralita. Con más de 25 años de experiencia en el mercado ibérico, Pladur® es la marca líder en tabiquería interior, con producción propia en España, líder en millones de m2 instalados y líder en servicios a sus clientes.

Pladur® es un conjunto de Materiales y Sistemas constructivos especialmente diseñados para la albañilería interior: tabiquería,techos y trasdosados (forrado de muros).

Los distintos elementos que conforman los Sistemas Pladur® se combinan entre si para construir las piezas básicas de la albañilería interior existiendo un sistema Pladur® indicado para cada uso. Los elementos que conforman los sistemas Pladur® son: Placas de yeso laminado Pladur®: recubiertas por dos capas de celulosa especial multihoja, que se presentan en forma de tableros de diferentes espesores. Es un material agradable al tacto, cálido, no inflamable, que se puede cortar, atornillar, taladrar, clavar, pegar y decorar con gran facilidad y que además, es resistente al fuego, aislante térmico y acústico y regulador de humedad; los montantes y canales: de acero galvanizado son los que dan solidez y consistencia al sistema y la lana mineral que refuerza el acondicionamiento térmico y acústico.

A continuación les mencionaré los diferentes tipos de tabiques y paramentos Pladur® para que los conozcan:

- Tabiques de distribución: Son los que separan una habitaciones de otras dentro de su propia vivienda.

Por lo general, están formados por una estructura resistente de acero protegida contra la oxidación, sobre la que se atornillan a cada cara una o más placas de Pladur® de diferentes espesores. Las distintas instalaciones necesarias para su vivienda recorren el interior (el alma) de la estructura, incorporándose en ella durante el montaje del tabique sin tener que realizar ningún tipo de rozas, y por tanto, sin debilitar el tabique. Su interior lleva también incorporado material aislante, para reforzar, si fuera necesario, sus características de aislamiento térmico y acústico.

- Tabiques de separación: De una manera general, se denominan así a los tabiques que separa su vivienda de la vivienda contigua o de las zonas comunes del edificio, como rellanos, escaleras, portales, pasillos de distribución, etc.

Está constituido por dos estructuras resistentes de acero, sobre las que se atornillan dos o más placas de Pladur® de diferentes espesores. Al igual que en los tabiques de distribución, las instalaciones recorren el interior del alma que lleva incorporada material aislante.

También pueden encontrarse soluciones mixtas, compuestas por un tabique de ladrillo y, a cada lado de él, una unidad de Pladur®.

- Trasdosados: Se denomina trasdosado al revestimiento de cualquier tipo de muro que pueda existir en su vivienda, ya sea interior o de fachada.

Los dos tipos más comúnmente utilizados en la construcción de viviendas son: el trasdosado directo y el trasdosado autoportante.

El trasdosado directo corresponde a la unidad constructiva realizada, "pegando" directamente al muro o pilares una capa de Pladur®, que en caso de fachadas lleva incorporado material aislante para otorgarle las características precisas e impedir por tanto, la salida o entrada del calor.

El trasdosado autoportante está constituido por una estructura resistente de acero galvanizado, sobre la que se atornilla, por la cara de la vivienda, una o más placas de Pladur® de diferentes espesores.

En los muros de fachadas lleva incorporado en su interior material aislante.

-Techos: Los techos suspendidos de Pladur®, están constituidos por una estructura portante de perfiles resistentes de acero debidamente colgada del forjado del edificio y, sobre el cual, se atornilla la/las placas de Pladur®.

Al igual que todas las unidades de Pladur®, sus paramentos están terminados de una manera lisa y continua a base de un tratamiento especial en sus juntas y tornillos que le permite cualquier tipo de decoración final.

Tipos de cargas: Los sistemas Pladur® ofrecen muchas ventajas. Entre ellas, la facilidad, rapidez y limpieza con las que pueden instalarse, sobre su superficie, los anclajes necesarios para fijar objetos o cargas para decoración u otros usos. La facilidad y la fiabilidad de estas operaciones resulta sorprendente.

- Cargas por peso: Cargas ligeras, de hasta 15kg, como cuadros apliques... Cargas medias, de hasta 30kg, como pequeñas estanterías o baldas, espejos grandes, percheros, toalleros o pequeños armarios. Cargas pesadas de más de 30kg, como termos, radiadores o muebles colgados.

- Cargas por uso: Elementos fijos, son los que, una vez colgados, no van a sufrir manipulaciones, como cuadros, adornos, espejos, lámparas... Elementos móviles, son al contrario que los fijos, los que van a soportar, posteriormente, esfuerzos incluso, a veces muy severos: percheros, toalleros, portarrollos, armarios colgados, baldas...

- Cargas por volumen: Carga rasante, los objetos que van pegados a la pared sin sobresalir excesivamente de ella, transmiten a los paramentos una carga rasante, es decir, someten a la pared a una presión hacia abajo.

- Carga excénctrica, los objetos que tienen cierto volumen o sobresalen, transmiten una carga excéntrica, que además de someter a la pared a una presión hacia abajo, tiran de la pared hacia afuera.

- Instalación: Una vez estudiado el objeto a colgar, se deben seguir estos pasos. En primer lugar, analizar los paramentos. Después,practicar el agujero e instalar el taco. Quizás el promotor de su casa ya le ha proporcionado información sobre los sistemas Pladur® que tiene su vivienda. Esto es importante porque le permitirá conocer el espesor de placa que desea taladrar y, elegir el tipo de taco apropiado. En caso contrario, puede utilizar cualquiera de estos trucos:

1. Si la caja está atornillada retírela con cuidado y compruebe el grosor del paramento. Si no tiene estos tornillos es porque ha sido recibida con pasta y con este truco será difícil de comprobar.

2. En el lugar donde vaya a instalar un taco o una fijación, realice un agujero con la broca más finas que tenga. Introduzca un alambre fino con un nudo realizado en su extremo. Cuando vea que el alambre no opone resistencia a la entrada, tire suavemente hacia fuera hasta notar como el nudo topa con la trasera de la placa, y marque el alambre a nivel de paramento visto. Tire fuertemente de él hasta sacarlo del todo y mida en el alambre el espesor de la placa.

3. En el caso de los cuartos de baño, los conductos de ventilación van siempre cubiertos por una rejilla. Retírela y mida en el hueco el espesor del paramento.

- Realizar un taladro perfecto: Realice las perforaciones para instalar los tacos con una taladradora eléctrica, utilizando brocas de acero rápido. Elija una broca del mismo diámetro que el taco a instalar. En caso de duda, siempre es preferible realizar una perforación algo más estrecha que el taco.

Las brocas deben tener menos de 4cm de longitud útil. Si utiliza alguna más larga, esté muy atento para no superar nunca esta distancia. Para colocar tacos muy pequeños de plástico, puede utilizar pequeños berbiquíes manuales.

- Elegir el anclaje adecuado: En el momento de elegir los tacos o anclajes más apropiados, piense en el espesor de la/s placas que va a taladrar. El cuello liso que suelen tener los tacos deberá ser aproximadamente igual al espesor de las placas.

No utilice tacos de gran diámetro para cargas pequeñas. Pregúntele al profesional que se los suministra. Piense que a veces, con un simple alfiler o un clavo colocado inclinado es suficiente. Las cajas contenedores de los anclajes suelen traer instrucciones de uso. Ellas le darán más datos para elegir el taco adecuado.

El tipo y tamaño del taco depende de la pared y del tipo de carga. Para elegir los más idóneos siga las instrucciones que encontrará más adelante.

- Anclajes para cargas rasantes en tabiques y trasdosados: Recuerde que las cargas rasantes son aquellas cuyos objetos no sobresalen excesivamente de la pared y, por ello, sólo ejercen una tensión hacia abajo.

- Cargas puntuales y ligeras (hasta 15kg por punto).

1. Elementos fijos: cuadros, espejos ligeros, portarretratos o adornos. Instálelos directamente en la placa mediante: Cuelga cuadros o ganchos tipos X. Máximo 5kg por punto de fijación. Clavijas de plástico normales. Clavijas de plástico tipo tulipa. Máximo 5kg por punto de fijación. Clavijas autoperforantes. Para placas con un grosor igual o superior a los 19mm y paramentos compuestos por dos o más placas.

2. Elementos móviles: percheros, toalleros, portarrollos. Instálelos directamente en las placas mediante: Tacos metálicos tipo paraguas de tamaño pequeño o mediano. Tacos de plástico replegables o de apertura (tipo nudo o abrazadera).

- Cargas puntuales medias. Recuerde que denominamos cargas medias a las pequeñas estanterías, vitrinas, lámparas de pared pesadas, grandes cuadros, espejos pesados, cortineros pesados, etc. Tanto si son cargas fijas como móviles, puede anclarlas directamente a las propias placas, pero siempre con tacos tipo paraguas, replegables, abrazadera, báscula, vuelco u otro modelo similar, de tamaño mediano o grande. Deje una separación mínima entre cada punto de anclaje de unos 40cm. Los muebles ligeros y las pequeñas estanterías que sobresalgan de la pared más de 25cm, deberán ser consideradas como cargas excéntricas.

- Cargas continuas. Para tipos de cargas como percheros de gran longitud, molduras pesadas, grandes cuadros o murales, etc., se tratarán y tomarán las mismas precauciones que con las cargas puntuales.

Una vez que conozcamos el peso del elemento, se repartirá su carga en tantos anclajes como fueran necesarios, de tal manera que no sobrepasen los 30kg por punto que se fijó anteriormente y que cada punto de anclaje esté separado, al menos 40cm. Elija el taco apropiado según, el tipo de carga (fija o móvil) tal y como se ha indicado para las cargas puntuales.

- Anclajes para cargas excéntricas en tabiques y trasdosados. Las cargas excéntricas son aquellas que, por sobresalir excesivamente de la pared o por su elevado volumen, someten a la pared a una tensión hacia abajo y hacia afuera.

- Cargas ligeras. Las cargas excéntricas generalmente continuas, son las originadas por elementos de gran volumen, cuyo centro de gravedad está muy alejado de la pared. Así ocurre con los armarios de cocina, estanterías de baldas muy anchas, etc. Como hemos visto anteriormente, tiran hacia fuera de la pared porque actúan como un brazo de palanca.

En este apartado nos estamos refiriendo solamente a muebles que sobresalgan de la pared un máximo de 60cm. Si el fondo supera esta medida, deberán tomarse otras precauciones adicionales.

Para colgar estos elementos, siga los siguientes consejos: realice siempre los anclajes con tacos de los modelos paraguas, replegables, abrazadera, báscula, etc. Puede instalarlas directamente sobre la placa. Cada anclaje debe soportar un máximo de 25kg. Cada carga debe fijarse con un mínimo de dos anclajes.

- Cargas medias y pesadas: Deberán anclarse a la perfilería de los tabiques o reforzar con elementos resistentes. Para estos tipos de cargas suele instalarse un refuerzo en el interior del tabique durante el montaje de los sistemas Pladur.

- ¿Cómo anclar cargas medias o pesadas en paredes de fachadas?

En caso de unidades Pladur® "pegadas" directamente al muro, denominadas trasdosado directo, puede actuar de estas dos maneras:

A. Anclaje directo:

1. Realice un taladro hasta perforar el muro y coloque en él un taco con un tornillo lo suficientemente largo como para expandir el taco.

2. También puede colocar un taco de plástico o metálico de más de 4 o 5cm de espesor total del trasdosado Pladur.

B. Incorporando un refuerzo sobre fachadas:


1. Con la ayuda de una sierra de punta o de calar, abra una apertura en la pared de Pladur, de tamaño suficiente para colocar un taco o un listón de madera.

2. Solución A. Recíbalo al muro o incorpórelo dentro de él. Ahora, ya puede fijar la misma placa que cortó, atornillándola al taco de madera y colocando cuatro "pegotes" de pasta de agarre Pladur® en las cuatro esquinas.

2. Solución B. Si no desea recibir el taco de madera sujételo al muro con tacos apropiados y coloque la placa original, como se ha indicado en el caso anterior.

3. Emplastezca las juntas producidas y los tornillos, utilizando cinta de refuerzo y pasta para juntas Pladur.

-¿Cómo anclar cargas medias o pesadas en paredes de tabiques?

También puede aquí actuar de dos maneras:
A. Anclaje directo:
1. Localice los perfiles verticales del tabique y realice el anclaje directamente sobre ellos, mediante tacos tipo paraguas o similar.
2. La localización de los montantes podrá realizarla con un pequeño imán o algún elemento "buscametales" (no son muy caros y se encuentran fácilmente en ferreterias)
B. Incorporando un refuerzo sobre tabiques:
1. Con ayuda de una sierra de calar abra una apertura en la pared Pladur que vaya del eje de un perfil vertical hasta el eje del siguiente.
2. Encaje y atornille un refuerzo de madera entre ambos perfiles (un extremo podrá encajarlo y el otro podrá anclarlo). Compruebe que el refuerzo queda firmemente sujeto a ellos.
3. Coloque en las partes superior e inferior del hueco unas piezas de madera, atornillándolas a las placas.
4. Vuelva a colocar la misma placa que cortó al principio y atorníllela a las piezas de madera y a los montantes. Posteriormente, emplastezca las juntas y los tornillos utilizando cinta de refuerzo y pasta para juntas Pladur®.
- Cargas en techos: En todos los casos deberán utilizarse anclajes a tacos de tipo vuelco, balancín, resorte o paraguas de tamaño grande.
Cargas hasta 3kg: Instálelos colgados de la propia placa, utilizando los tacos antes mencionados. Los anclajes deberán ir separados al menos 40cm entre ellos.
Cargas de 3 a 10kg. Debe anclarlas a los perfiles metálicos que recorren el interior de los techos Pladur®. La separación de anclajes en una misma línea de perfil será de al menos 1,20m. Utilice tacos iguales a los indicados anteriormente.
Cargas superiores a 10kg. Estas cargas deberán ir ancladas al forjado del edificio.
- Decoración. Pintar, empapelar o alicatar sus paredes Pladur® le resultará más sencillo y más vistoso que en las paredes convencionales.
-Con pintura. Para pintar sus paredes Pladur®, actúe exactamente igual que sobre cualquier otro tipo de paredes o techos. Es necesario imprimar previamente la superficie. Así, el paramento tendrá la misma textura en toda su superficie. Así, el paramento tendrá la misma textura en toda su superficie y le permitirá un mejor acabado. Además le facilitará las labores posteriores de mantenimiento. En caso de que la superficie de Pladur® ya esté pintada y desee renovar o cambiar la pintura, actúe de la siguiente manera:
Si la pintura existente es temple liso, picado o gotelé, debe humedecer ligeramente la superficie con una brocha y agua limpia. A continuación, levante cuidadosamente con una espátula la pintura antigua. Deje secar la superficie. Emplastezca los pequeños deterioros que se hayan podido producir. Deje secar y lije ligeramente la superficie. Aplique una mano de imprimación. A continuación ya puede volver a pintar o decorar.
Cuando la pintura a renovar es plástica, esmalte sintético o al aceite, debe levantar tan sólo las zonas donde se encuentre suelta o forme bolsas. Emplastezca las zonas dañadas, lije y aplique una capa de imprimación antes de extender la nueva pintura.
Recuerde que para obtener un buen acabado, debe aplicar al menos dos capas de pintura, cuidando de aplicar la segunda mano de forma perpendicular a la primera.
- Con azulejos. Imprima primero la superficie a alicatar. Luego utilice siempre cemento cola que se aplicará a la superficie utilizando una llana dentada. Realice esta operación en superficies no muy extensas para colocar los azulejos o plaquetas antes de que el cemento se seque.
Si lo que desea es renovar un alicatado, puede proceder de varias maneras:
1. En el mercado existen diversos tipos de cementos cola que permiten pegar una nueva capa de azulejo o plaqueta sobre la ya existente, siempre que ésta esté bien adherida.
2. Otra opción es pegar sobre el alicatado una placa de Pladur®, de 6,5 o 10mm, asegurándola con unos tacos mientras pega la cola. Sobre ella podrá volver a alicatar, pintar, empapelar, etc.
3. Por último, también puede retirar el viejo alicatado, utilizando una espátula gruesa y haciendo palanca en cada uno de los azulejos. Una vez retiradas todas las piezas del azulejo antiguo, puede obrar de dos maneras diferentes:
Arañe fuertemente el cemento cola adherido - si la superficie está imprimada, esta operación resultará muchos más sencilla- y, a continuación, emplastezca los daños, aplique una imprimación y vuelva a decorar.
Otra alternativa consiste en igualar la superficie con cemento cola, dejar secar y, a continuación volver a alicatar.
-Con papel pintado o tela. Antes de empapelar es muy importante imprimar previemente toda la superficie. Así, si en el futuro deseamos retirar el papel, el trabajo resultará mucho más sencillo. Por supuesto, se puede colocar cualquier tipo de papel.
Si la superficie ya está empapelada y desea retirar el papel, ya sea para volver a empapelarla o para cambiar el tipo de decoración, humedezca el paño de la pared como se ha indicado para la retirada de la pintura al temple. Poco a poco, el papel se levantará. Retírelo suavemente con la ayuda de una espátula. Repase los desperfectos de la superficie, lijando suavemente y, si es necesario, aplique una imprimación.
Para entelar, proceda normalmente como sobre cualquier otro tipo de pared. Puede entelar con o sin utilizar un muletón de base.
-Mantenimiento y pequeñas reformas. Mantener en perfecto etado las superficies de Pladur® o reparar pequeños desperfectos producidos por el uso diario, es una tarea sencilla. Siga estas instrucciones y las tendrá siempre como el primer día.
-Para pequeños desperfectos. Si se producen pequeños desperfectos de poca consideración como raspones o desconchones en los que sólo se ha dañado la superficie Pladur® la reparación le resultará muy sencilla.
1. Raspe con una cuchilla la parte dañada para eliminar los restos de celulosa suelta y el posible yeso dañado.
2. Aplique una imprimación para pintura o una disolución selladora para preparar la superficie.
3. Remate el trabajo aplicando, con una espátula, un emplastecedor normal. Si la superficie es algo extensa, le recomendamos la pasta de juntas Pladur.
-Para las reparaciones en las que hay que sustituir placa Pladur®. Tanto si tiene que sustituir una superficie algo extensa Pladur, como si debe realizar una reparación importante -por ejemplo, sustituir o subsanar una cañería- le recomendamos los siguientes pasos:
1. Corte la placa con una sierra de punta o de calar por la zona dañada o por donde se haya producido la avería.
2. Repare en su caso la posible avería (recuerde que puede elegir, a la hora de cortar la placa, el paramento que requiera menos deterioro y arreglos).
3. Recerque el interior del hueco con perfiles o piezas de madera, dejando a la vista de la mitad de ellas. Atornille bien estas piezas a la placa colocada.
4. Coloque sobre el hueco una pieza de placa Pladur® (si la anterior sólo se había mojado, déjela secar y podrá colocarla). Atorníllela a las piezas de madera. A continuación, con una cuchilla, haga un bisel alrededor de la junta y emplastezca. Si el hueco a cubrir es grande refuércelo con cinta de papel Pladur y remate con la pasta de juntas Pladur.
-Otra solución práctica para sustituir zonas de Pladur® deterioradas.
1. Con una sierra puntiaguda, corte la placa en forma de triángulo, y si ese ha sido el caso, subsane la avería.
2. Tome la misma pieza cortada u otra similar, manche las esquinas con unos pegotes de pasta de agarre Pladur® o cola blanca, e introdúzcala en el agujero. Colóquela de forma que quede "atravesada" y atráigala fuertemente hacia usted hasta que quede bien pegada.
3. Si el tamaño del hueco no le permite trabajar con comodidad, antes de introducir la pieza en el hueco realice dos taladros en el centro de la pieza, y pase por ellos un alambre para tirar mejor de ésta. Introduzca la pieza, gírela y apriete fuertemente hacia sí haciendo "torniquete", con un palo o destornillador
4. Limpie la pasta de agarre sobrante y una vez seca la pieza anterior, aplique unos pegotes de pasta o cola blanca (dependiendo de como haya realizado el pegado de la anterior) respectivamente, sobre una pieza exacta al hueco. Colóquela en él y apriételo firmemente. Finalmente, bisele las juntas y emplastezca, como en el ejemplo anterior.
- Tipos de anclajes. Para su comodidad, le ofrecemos aquí una completa relación de los tacos y fijaciones que puede utilizar sobre sistemas Pladur®, así como su proceso de instalación y funcionamiento.
Elija cuidadosamente el modelo y tamaño más adecuado en función del objeto a colocar. Así, sus instalaciones serán perfectas y duraderas.
Cuelgacuadros X. Recomendado para cargas de 5kg máximo los de un clavo, 10kg los de dos, y 15kg de los tres clavos. Sólo para cargas fijas y rasantes.
Tulipa. Recomendado para cargas hasta 5kg por punto. Sólo para cargas fijas o rasantes.
Clavijas plástico normales. recomendadas para cargas de 5 a 10kg por punto según diámetro. Sólo para cargas fijas y rasantes.
Tacos de paraguas. Recomendados para cargas de 10 a 30kg por punto, según diámetro y en techos. Para cargas móviles y fijas.
Tacos nudos o replegable. recomendado para cargas de 10 a 25kg por punto, según diámetro. Para cargas móviles y fijas.
Plástico abrazadera o "patas". Recomendados para cargas de 10 a 15kg por punto según modelos. Para cargas fijas y móviles.
Resorte. Recomendado para cuelgues en techos.
Balancín o báscula. Recomendada para cuelgues en techos.
Clavijas autoperforantes. Para placas de 19mm o más y paramentos con dos o más placas. Para cargas fijas y rasantes.