jueves, 17 de febrero de 2011

Suelos UPM Profi Deck

UPM Profi Deck es un material que combina las mejores características de las fibras de madera con el plástico, proporcionando una imagen moderna y novedosa para exteriores, además de unas propiedades que incluyen un bajo mantenimiento y una superficie de alta resistencia a la fricción. Está manufacturado principalmente con material reciclado y es de una extrema dureza y gran resistencia a la humedad.

La materias primas confieren a este material un aspecto único y una superficie con un tacto suave y natural. Ideal para usarlo en superficies ajardinadas, patios, terrazas, piscinas...

Los componentes principales del compuesto UPM Profi Deck son polímeros plásticos limpios y fibras de madera especialmente seleccionadas, que son productos derivados excedentes del proceso y fabricación de autoadhesivos.

La proporción de papel y plástico reciclado varía dependiendo de la aplicación del producto, pero siempre supera el 50%. El único plástico que se añade es el polipropileno limpio. Ningún material es tóxico para el medio ambiente y no se utiliza PVC.

UPM Profi Deck es un material resistente con baja absorción de humedad y que se adapta a aplicaciones en exteriores. El compuesto tiene una buena resistencia a la degradación de UV. No contiene practicamente lignina, la molécula natural de la madera que aporta un tono grisáceo cuando se expone a la luz del sol. Dado que el material no se verá afectado por el "agrisamiento", se puede fabricar también en colores claros.

UPM Profi Deck abre nuevas posibilidades para el diseño de exteriores en edificios residenciales. Tanto si se busca una imagen sencilla y discreta, como si lo que desea es un mosaico de colores y formas, UPM Profi Deck permite que la personalidad del edificio y de su propietario se refleje en las terrazas y los suelos. Colores duraderos y un bajo mantenimiento que permiten disfrutar más del hogar.

La instalación de UPM Profi Deck es rápida y reduce al máximo los costes de mantenimientos en grandes edificios de apartamentos o en hoteles. Los costes de instalación pueden reducirse aún más gracias a longitudes exactas, sin residuos ni desechos. La resistencia al crecimiento de mohos y a la degradación por UV, así como la eliminación de las operaciones anuales de lijado, encerado o pulido se traduce en bajos costes durante el ciclo de vida útil.