martes, 1 de noviembre de 2011

Madera de arce

El arce es un árbol de la zona templada septentrional, importante en América del Norte, en Europa y en el oeste de Asia y Japón. En América se conocen dos tipos, el arce duro principalmente A. saccharum, o arce de azúcar, y el arce blanco americano. En Europa la principal especie es A. peseudoplatanus, el falso plátano, o sicomoro. El principal arce japonés es la especie A. mono.
Se introdujo en las Islas Británicas en el siglo XV.
Sus masas forestales son estables y su producción y exportación escasas.



La madera del arce es de color pálido, blanco o amarillo claro, normalmente de grano continuo, aunque el arce europeo ocasionalmente tiene un grano ondulado que es muy apreciado.

La madera de albura no se diferencia de la de duramen. Los radios leñosos son visibles y aparecen en forma de rayas muy finas y decorativas.

La fibra puede ser recta u ondulada. El grano es fino.

La madera del arce de azúcar, que algunas veces presenta un dibujo moteado, es algo más pesada que la del haya, mientras que la del arce blanco americano es aproximadamente el 25 por ciento más ligera. La del arce japonés, por su peso, es semejante a la del arce de azúcar. Las maderas de arce se secan bien, aunque lentamente, y son moderadamente estables. Aunque más fácil de trabajar que la del arce de azúcar, la madera del arce blanco americano carece de la fortaleza y de la característica resistencia a la abrasión de las maderas más pesadas. Sólo se puede utilizar esta madera en exteriores si ha sido tratada convenientemente.
Se seca bien al aire, pero se pueden producir alteraciones de color y manchas (azulado). Se recomienda secarlo en cámara con bajas temperaturas. Si el secado se realiza muy rapidamente la madera conserva su tonalidad blanca. Si se realiza lentamente, adquiere una tonalidad ligeramente marrón y sombras como consecuencia de marcas de los rastreles. La madera de secado lento se comercializa con el nombre de “arce envejecido”.
Presenta buenas aptitudes para la obtención de chapa mediante corte a la plana.
El mecanizado puede presentar algunos problemas debido a la fibra entrelazada. El desafilado de los útiles es normal.
Es una madera muy apropiada para el curvado por vapor.
El encolado, clavado, atornillado y acabado no presenta problemas.
La madera está clasificada como no durable frente a la acción de los hongos y sensible a los anóbidos y a las termitas.
La madera de duramen como la de albura son impregnables.
De propiedades mecánicas parecidas al roble.


Su gran densidad y fina textura dan a los arces una gran resistencia a la abrasión. Es un árbol de gran brillantez que se emplea en la industria, en las salas de baile, boleras, gimnasios y también para tacones de calzado y para piezas de piano. Los arces ligeros se utilizan para utensilios de cocina y los que tienen un grano más compacto, en la construcción de violines, aparte de otros usos que la hacen ser una madera muy apreciada. Otros usos: Chapas decorativas. Carpintería interior. Tarimas y parquets, Mobiliario ebanistería. Tornería. Talla.
Teñida artificialmente de gris adquiere la denominación de “Harewood” y es muy utilizada para decoración.