jueves, 28 de marzo de 2013

Gas butano

Como es un gas incoloro e inodoro, en su elaboración se le añade un odorizante (generalmente un mercaptano) que le confiere olor desagradable. Esto le permite ser detectado en una fuga, porque es altamente volátil y puede provocar una explosión.

En caso de extinción de un fuego por gas butano se emplea dióxido de carbono, polvo químico o niebla de agua para enfriar y dispersar vapores.



El butano comercial es un gas licuado, obtenido por destilación del petróleo, compuesto principalmente por butano normal (60%), propano (9%), isobutano (30%) y etano (1%).

Aplicaciones

La principal aplicación del gas butano es como combustible en hogares para la cocina y agua caliente, y en los mecheros de gas. No suele consumirse en grandes cantidades debido a sus limitaciones de transporte y almacenaje.

En España

En España el gas butano se transporta en la típica bombona de butano, que es un envase cilíndrico, el cual se dilata cuando la temperatura del butano aumenta en exceso, de paredes de acero, normalmente de color naranja, y que contiene 12,5 kg de butano. También existen nuevas bombonas de butano más ligeras, fabricadas con acero inoxidable en lugar de con hierro fundido.

Su regulación aparece en el Real Decreto 1085/1992 de 11 de septiembre por el que se aprueba el Reglamento de la actividad de distribución de Gases Licuados del Petróleo. En su artículo 22, determina las obligaciones de los titulares de los contratos de dicho suministro. Entre ellas, se encuentra la revisión de la instalación cada cinco años por una empresa instaladora legalmente habilitada para ello. Similares medidas se han tomado en otros países.

El precio de la bombona de butano en septiembre de 2012 es 16,10 en España.

Vía: Wikipedia