viernes, 1 de marzo de 2013

Mar and Bels: la hegemonía del blanco, un proyecto de Cm2 Disseny

Diseño interior vanguardista y minimalista para esta peluquería y centro de estética, cuyo proyecto han desarrollado Clara Lleal y Cristina Caballero del estudio barcelonés Cm2 Disseny. El resultado: un espacio blanco, salvo notas puntuales de color, limpio y abierto en el que la iluminación desempeña un importante papel.


Ya desde la fachada, se visualiza la zona de recepción y la de tocadores de secado, que se han dispuesto tipo isla, creando una simetría visual. Mientras, las paredes y el techo de la entrada, que disfruta de una doble altura (5 m), han sido revestidos de plafones cuadrados tipo espejo, con una bombilla en el centro de cada uno de ellos.
La iluminación se ha convertido en un destacado aliado del proyecto y para cada una de las zonas se ha elegido un tipo de luminarias específicas: en los tocadores se han colocado focos de halogenuro de la casa Modular; la luz más suave de la lámpara Veroca de B.Lux sirve para iluminar la zona de lavacabezas; se han colgado unas lámparas de vidrio de la firma I Tre como elementos decorativos en los tocadores y la recepción, al igual que las bombillas en las paredes de ésta última zona.
El mobiliario de todo el centro de estética (tocadores, recepción, mueble de laboratorio…) se ha realizado a medida y siguiendo una misma línea y forma. Los espejos dobles del tocador están colgados del techo sin que lleguen a tocar el sobre de la mesa que también es de espejo y lleva incorporado un florero, en un extremo, y una pequeña lámpara de cristal suspendida del techo, en el otro.
Las sillas tapizadas en blanco y los lavacabezas son de la empresa Fiapp International y también son de líneas rectas y estética vanguardista, al igual que todo el diseño integral del espacio.
Al fondo de la peluquería, se ha dispuesto la zona de tocadores técnicos, lavacabezas y un ambiente relajante dedicado a la atención personalizada al cliente.
Como elementos distintivos de este último espacio, unas cortinas de hilos de seda retroiluminadas indirectamente crea un efecto espectacular y, sobre la mesa, un bol metálico iluminado cenitalmente recibe el agua que le llega a través de un caño en la pared.
Vidrio, metal brillante y espejo son los materiales que priman en el nuevo espacio, donde aparecen combinados con el omnipresente color blanco. Únicamente el toque rojo del sofá de espera y las flores de los tocadores rompen con su hegemonía.
Para más información visiten: cm2 Disseny