lunes, 29 de abril de 2013

Calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica es uno de los sistemas más usados en nuestros hogares, pues ofrece limpieza, seguridad y una alta potencia calorífica. Tiene gran variedad de opciones disponibles, con diferentes equipos fijos y portátiles que le permitirán mantener siempre una temperatura ideal en todas las estancias de su casa.

Ventajas de la calefacción eléctrica
La calefacción eléctrica ofrece numerosas ventajas, entre las que destaca la posibilidad de regular la temperatura deseada en cada estancia de la casa. Además, se caracteriza por:
  • No necesita estar pendiente de reponer el combustible, transportarlo o almacenarlo en casa y, prácticamente, no necesita mantenimiento.
  • Su rendimiento es muy alto ya que aprovecha toda la energía que consume.
  • Es un sistema muy seguro si se respetan todas las normas de seguridad y no contempla ningún riesgo de fuga.
  • Es uno de los tipos de calefacción más limpios que existen en el mercado ya que no genera humos, ni residuos de ningún tipo.
  • No requiere de grandes obras y su instalación es muy sencilla, además de que suele conllevar un menor coste.
Sistemas de calefacción eléctrica
Existen variedad de sistemas por los que puede optar en función de sus necesidades y las características de su casa. Entre los diferentes sistemas de calefacción eléctrica que existen actualmente en el mercado le mostramos a continuación algunos de los más recurrentes:

Vía: Aki