lunes, 13 de mayo de 2013

Calentadores o termos eléctricos

Se trata de un depósito de agua de dimensiones que varían de los 50 a los 100 litros y en el interior dispone de una resistencia eléctrica que es la que consigue calentar el agua. El aislamiento del tanque es grande y evita que el agua se enfríe y un termostato que controla la temperatura, para volver a encender la resistencia en tanto que el agua haya bajado de temperatura. 



La temperatura es constante y no tiene que calentarse según abrimos el grifo. Aunque, hay que reconocer que estos aparatos sólo son viables en pequeñas viviendas, porque una vez que se agota el agua almacenada, la velocidad de repuesto es lenta. Los tanques de 50 litros pueden colocarse en una cocina camuflados bajo los muebles, al igual que los calentadores de gas butano y su autonomía es suficiente para dos duchas. Pero si las dimensiones son mayores, ya necesitamos de un espacio mayor y por lo tanto hay que preveer un espacio más amplio.

Vía: Presupueston