lunes, 17 de marzo de 2014

Grohe Powerbox: sistema autogenerador de energía para grifos electrónicos


Grohe Powerbox, es un sistema atogenerador de energía para griferías electrónicas que combina ecología y ahorro de energía con la máxima calidad Grohe. La innovadora tecnología de almacenamiento de energía, utilizada por Grohe Powerbox, permite trabajar de forma independiente a la red eléctrica. Esta tecnología es indispensable para las instalaciones sanitarias públicas, ya que aporta máxima higiene durante su uso.

Grohe Powerbox no sólo garantiza la funcionalidad continua, sino también establece nuevos estándares en términos de sostenibilidad, protección de los recursos y reducción de costes. Su tecnología utiliza el caudal de agua para mover una turbina instalada debajo del lavabo. De esta manera, la energía del agua se convierte en energía eléctrica y la almacena para el funcionamiento de la electrónica de infrarrojos.

Gracias a esta nueva tecnología los edificios públicos podrán beneficiarse de gran variedad de características y funcionalidades que lo harán más práctico, funcional, ecológico y sostenible. Por ejemplo, los jefes de mantenimiento podrán elegir entre diferentes pre-ajustes para que coincidan con las funciones del grifo, podrán elegir entre una posible descarga automática cada 24 ó 72 horas para evitar que el agua quede estancada. Además disponen del modo de desinfección térmica, en el que el agua caliente fluye a través de los conductos para ofrecer una protección adicional contra los gérmenes y la legionela. Adicionalmente, la salida del agua puede ser programada de tal forma que se detenga después de un tiempo determinado o que fluya hasta que el usuario no accione el sensor. Además, para limpiar el grifo de lavabo, el personal de limpieza puede desactivar manualmente la función electrónica de infrarrojos con el fin de evitar que el agua fluya innecesariamente.

El ahorro y la funcionalidad caracterizan a Grohe Powerbox en cuanto a servicio y mantenimiento. Funciona sin necesidad de mantenimiento durante diez años, lo que reduce el esfuerzo causado, por ejemplo, mediante el intercambio para regular las baterías. Al mismo tiempo, reduce los costes de mantenimiento habituales. La instalación de Grohe Powerbox es sencilla, con conexiones flexibles para el suministro de agua y un cable para la conexión a la válvula solenoide y la mesa de mezclas que garantiza una instalación rápida y fácil. No se requiere ninguna conexión a la red eléctrica.

Los interioristas y arquitectos que optan por la tecnología Grohe Powerbox no se verán limitados a la hora de escoger un diseño concreto puesto que dicha tecnología está disponible con 3 modelos distintos: Europlus E y Eurosmart Cosmopolitan E o Euroeco Cosmopolitan E.

Grohe Powerbox ofrece una tecnología innovadora para todos los edificios públicos equipados ecológicamente con los mejores productos para obtenerla máxima sostenibilidad.

Para más información visiten: Grohe 
Vía: Construnario