domingo, 23 de marzo de 2014

Jensen Eden

Disponer de una cama cómoda es fundamental para un óptimo descanso. Con Jensen esto estará al alcance de un botón.
La cama Jensen puede bajarse en el centro mientras que el cabecero puede inclinarse para apoyar la espalda. Esta cama tiene además un colchón patentado  sin costuras que es perfecto para relajarse y dormir acompañado.


La cama dispone de dos mandos a distancia ubicado en el lateral del cabecero, que además de prácticos, también resultan agradables a la vista desde el punto de vista estético. El joystick permite bajar y subir la cama de forma variable, y además tiene memoria, de forma que recordará la última posición adoptada.
Pulsando un simple botón la cama estará lista para empezar la noche.
Para más información visiten: Jensen
Vía: Deco Estilo