martes, 25 de marzo de 2014

Residencial Cugat Natura, apartamentos para mayores de alma ‘cool’.

‘Vivir en casa pero con las comodidades que ofrecen los servicios incluidos’, aparece en la presentación del Centro Residencial Cugat Natura, un complejo de 32 viviendas en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) para la tercera edad. Les ha faltado añadir que los apartamentos son una puerta abierta al bienestar en un ambiente de diseño, porque si algo salta a la vista en este proyecto es su estética: moderna, depurada y con una estudiada elección de los elementos.


Las interioristas Miriam Castells y Marta Bartolomé han sido las encargadas de liderar a un equipo que ha conseguido darle personalidad a un espacio en el que prima la funcionalidad.

El centro, de 18.000 metros cuadrados, se divide en dos partes: los apartamentos y las zonas de uso común. Los primeros disponen de cocina, sala-comedor, habitación doble, baño y terraza. Y luego están las salas de cine, lectura, e Internet, y el bar y el restaurante, entre otros.

Tanto la distribución como el mobiliario y la iluminación persiguen facilitar el día a día de sus residentes, pero, además, se buscaba el máximo confort.

Y esto pasa para empezar con un espacio luminoso, que en este caso se ha perseguido con el uso de tonos claros e insistencia en la iluminación artificial.

Las líneas y la estética son limpias: las paredes se han dejado desnudas. Materiales neutros – hormigón y madera – para los revestimientos y los muros de las zonas de uso compartido. Suelos de baldosas para algunas zonas comunes. El resultado final es un espacio de marcada neutralidad que, en el caso de los apartamentos, permite a cada inquilino disponer de margen de equipamiento.

La elección de colores sigue la misma línea: colores neutros. Gris y marrón para la mayoría del mobiliario, blanco para las cocinas, baños y zonas de paso, y madera en tonos claros.
Luego hay puntos de color. Azules, verdes y amarillos aparecen también en el mobiliario y sobre todo en los elementos textiles. Una paleta que se amplía en la zona de uso común, en la que destaca también el verde de las plantas que decoran las estanterías y paredes.
La zona de uso común es un espacio diáfano que se articula mediante diferentes escenarios (la sala de lectura, la sala de cine…) creados a partir de la iluminación y las texturas.
El mobiliario sigue las mismas líneas sencillas, buscando el diseño y combinando piezas más modernas con alguna que otra de corte más tradicional, aunque de factura actual.
En el apartado de iluminación se ha empleado una gran variedad de luminarias, destacando los focos del techo de la zona de uso común.
El centro está delante del campo de golf de Sant Cugat y dispone de gimnasio, centro de estética y un minimarket.
A los servicios de wi-fi, parking, trastero y baño adaptado con el cuentan todas las viviendas, se suman los de limpieza, lavandería, club social y asistencia médica y terapéutica.
Para más información visiten: Centro Residencial Cugat NaturaCastells Bartolomé 
Fotografías: Olga Planas 
Vía: diarioDESIGN