jueves, 20 de marzo de 2014

Salón con paredes de ladrillo visto y terraza


Este luminoso y acogedor salón con paredes de ladrillo visto pertenece a una vivienda de dos alturas, proyectada por el estudio de arquitectura Garza Camisay Arquitectos. Como se aprecia en esta primera imagen, unas puertas correderas de vidrio comunican el salón con la terraza y permiten hacer del exterior una prolongación del interior de la vivienda. Estas puertas son además fantásticas para dejar pasar la luz natural y proporcionar bonitas vistas.


La terraza es pequeñita, pero resultona. El espacio que queda junto a las puertas acristaladas se reservó para colocar una mesa con dos bancos que hace tanto de comedor de diario como zona de juegos para los niños, mientras que el porche se utiliza como garaje. El suelo se cubrió con piedras naturales y el muro que independiza la vivienda, con varas de bambú.

Además de las puertas correderas de vidrio que llevan a la terraza, para ganar luminosidad en la pared del salón se abrió una ventana. El sofá con chaise longue marca la distribución de esta espacio con forma de L, donde se ubicaron la zona de estar, el comedor y la cocina.

Con la combinación de ladrillo, cemento pulido, madera y hierro, se consiguió dar un atractivo look retro industrial a la decoración de este salón con comedor y cocina. El respaldo del sofá delimita la zona del estar del resto del espacio, reservado para el comedor y la cocina abierta.

La cocina es un espacio abierto que se independizó parcialmente del resto del salón a través de una isla. Ésta se prolonga en una mesa en perpendicular, que se acompañó de cuatro sillas blancas para formar una acogedora zona de comedor. 

Para más información visiten: Garza Camisay Arquitectos
Fotografías: Adrian Llaguno. 
Vía: decoratrix