sábado, 15 de marzo de 2014

Un estudio que se adapta a las necesidades de cada artista

El Museo de Arte Moderno y Contemporaneo de Bolzano, Italia, ha comisionado al diseñador Harry Thaler el diseño de su nuevo estudio. El estudio que desea ser el lugar de alojamiento para artistas y conservadores visitantes parte desde la idea de crear un espacio minimalista, limpio y con interés de poder adaptarse a las necesidades de sus huéspedes.



El resultado es un espacio que juega con la luz natural y artificial, a su vez que crea un ambiente agradable gracias al uso mayoritario de la madera de pino.

Cada uno de las piezas diseñadas a medida pueden ser transportadas como si fueran diferentes casas en una casa, dando la posibilidad de alojar diferentes personas, manteniendo la privacidad entre cada una de ellas.

Vía: Blog del diseño