miércoles, 2 de abril de 2014

Duchas de exterior para jardín y patio

Una ducha de exterior es un pequeño lujo que se puede permitir si tiene en casa un lugar al aire libre en que ponerla… Así convertirá su pequeño jardín, patio o terraza en un pequeño spa natural. ¿Se anima?


Con la llegada del buen tiempo, también llega el momento de limpiar y arreglar la terraza, el patio o jardín de casa, con vistas a disfrutar en él del buen tiempo. Quizá también decida hacer alguna compra oportuna para completar su espacio al aire libre, y disfrutarlo aún más en los meses de calor… ¿Qué le parecería instalar una ducha de exterior? Las hay para todos los gustos y presupuestos, y pueden convertirse en el espacio en que todos querrán estar para combatir el calor.
Quizá no tenga espacio ni dinero para instalar una piscina o un jacuzzi. Pero meterse en la ducha del cuarto de baño para combatir el calor varias veces al día puede llegar a dar mucha pereza… Por eso le proponemos incorporar a las comodidades de su casa una ducha de exterior en el jardín o patio (incluso en la terraza si es lo suficientemente grande), para disfrutar de este espacio incluso en las horas de calor.
Hay una gran variedad de duchas de exterior. Las más sencillas son las duchas portátiles y plegables, que simplemente se enchufan a una manguera y lanzan el agua pulverizada (tan fría como esté alojada en la red de fontanería, claro…). Otras duchas de exterior son solares y permiten disfrutar de agua calentada durante el día por los rayos del sol. Y, por último, puede hacer una auténtica instalación de saneamiento al aire libre con desagüe incluido, y disfrutar de un auténtico spa en el jardín como si estuviera en “El lago azul”…
Duchas con trípode
Son duchas sencillas y de fácil instalación. Para que funcionen, sólo hay que conectarlas oportunamente a la manguera. Sus principales ventajas son la ligereza (están hechas de acero), el precio y que son portátiles, pudiéndose trasladar de un lado a otro del jardín en un santiamén. La altura es regulable y el cabezal se puede abatir para adaptarse a todas las alturas y gustos. Mejor buscarlas con tratamiento anticorrosión. Su precio es de unos 15 euros en Leroy Merlin.
Duchas solares con adaptador a manguera
Son duchas de instalación fija, que también se conectan a la manguera. Incorporan captadores para absorber la energía solar, y tienen capacidad desde 20 hasta 35 litros. Son capaces de proporcionar agua caliente o fría, ya que tienen regulador. Las que están hechas en materiales como el PVC tienen un precio en torno a 120-190 €, según capacidad.
Duchas solares conectadas a red
Este tipo de duchas necesitan ya una instalación algo más compleja, y llevar el agua hasta el sitio donde las ubiquemos mediante red de fontanería. Suelen tener un diseño más cuidado que las anteriores. Lás más solicitadas son las de aluminio imitando madera, y cuestan unos 370 € con un depósito de 32 litros. Muchas de ellas incorporan algunos extras, como grifo lavapiés adicional y monomando para controlar en todo momento la temperatura.
Vía: Deco Estilo