miércoles, 27 de enero de 2016

Apartamento pequeño con altillo en 80 metros

Cuando Wonbo compró este apartamento pequeño en Nueva York, pidió ayuda a su padre para remodelarlo, el reconocido arquitecto coreano Kyu Sung Woo. La altura del loft no permitía hacer un altillo donde se pudiera estar de pie, así que se ideó este sistema modular, tipo puzzle, bajando la altura del armario para crear un pequeño pasillo a los pies de la cama, que posibilita estar de pie sin golpearse con el techo. 

En esta imagen se pueden apreciar claramente los diferentes niveles del módulo del altillo. Bajo el pasillo se encuentra, además, el frigorífico, de una altura también algo inferior a la habitual.
Un paramento de cristal de doble grosor hace de barandilla en el altillo, y proporciona una excelente vista hacia el resto del espacio, muy alargado, pero con grandes ventanales y techo abovedado.
La zona de estar se amuebló con un sofá con chaise longue, una mesa con ruedas y otro mueble igual para el televisor. En la pared, estantería de cubos de plástico de Doron Lachish.
Vista del salón desde la cocina, cuya encimera de madera se prolongó en un península para crear una confortable zona de comer. Todas las superficies horizontales se revistieron de madera de arce, en tanto las verticales, es decir, las paredes, se pintaron de blanco.
La cocina, a pesar del reducido espacio, está organizada al milímetro y resulta muy funcional. Incluso, al fondo, se colocó una tabla que amplía la zona de trabajo. Para no crear una sensación demasiado cerrada, se dejó un hueco vertical en la pared, de manera que se tiene una visión total de la casa.

La empinada escalera que sube al altillo está inspirada en los modelos náuticos.Realizada en acero, está tan bien diseñada que incluso no es necesario agarrarse del pasamanos para subir o bajar, ya que los peldaños crean un fuerte apoyo. La clave de esta reforma fue en concentrar en un solo núcleo la cocina, el dormitorio y el baño en un pequeño espacio, para dar amplitud al resto de los ambientes. Fotos: Adam Friedberg.

Para más información visiten: Kyu Sung Woo
Vía: decoratrix