viernes, 29 de enero de 2016

Casa de campo de estilo rústico contemporáneo

Aquí la tienen: una hermosa casa de campo de estilo rústico contemporáneo, típica de Carolina del Sur, que ha sido reformada manteniendo intacto el encanto sureño de su estructura y decorada con un criterio estético moderno y de excelente nivel. Entren para conocer el interior.

El porche

No podía faltar, en una casa sureña y con un clima bastante húmedo y caluroso, un amplio porche, decorado con hamacas, bancos colgantes y ventiladores de aspas.

El salón

El salón está abierto a la zona de la piscina, a través de amplios ventanales sin cortinas. Dadas sus generosas dimensiones, se crearon dos zonas de estar: en primer término, un sofá de terciopelo berenjena, flanqueado por dos sillones de loneta blanca. Una mesa de cristal y dos taburetes de piel verde cierran el ambiente, enmarcado por una alfombra de esparto.

Vista opuesta del salón, en el que se aprecia una mesa laqueada en negro, con dos imponentes lámparas de loza blanca, que delimitan ambos espacios. Al fondo se encuentra la cocina, y a la izquierda, a través de unas puertas de granero correderas, se accede al resto de las estancias.

El comedor

Una esquina de la zona social se reservó para el comedor, enmarcado entre ventanas a modo de galería. El mobiliario, de estilo gustaviano actualizado, está compuesto por una mesa redonda de madera de caoba y una base con cuatro patas, y diferentes sillas, entre las que llaman especialmente la atención las que tienen respaldo orejero.

Entre la zona social y las habitaciones se encuentra este distribuidor que se aprovechó para instalar una bodega. Como ven, a la casa no le falta detalle!

La cocina
Por supuesto, no podíamos esperar una cocina cualquiera para esta casa, en donde se ha puesto especial cuidado e interés en las zonas sociales y de disfrute, como el pabellón, el salón o el porche. 

La cocina es la guinda.

El punto focal de la cocina es esta mesa de hierro recuperada, rodeada de taburetes de tubo de hierro y asiento de madera, sobre la que cuelgan dos magníficas lámparas de cristal cuadradas.

El proyecto de interiorismo de esta sorprendente cocina mezcla con sabiduría elementos tradicionales, como las paredes de lamas de madera y el mobiliario rústico, con equipamiento ultramoderno, compuesto por muebles de DM estratificado en gris y magníficos electrodomésticos panelados y encastrados.

En esta imagen se aprecia la acertada combinación de estilos y materiales. La cocina es un sofisticado modelo con seis fuegos de gas y una plancha en la zona central. La encimera y el frente de la pared se revistieron de mármol blanco; a la izquierda, el frigorífico panelado y camuflado en un frente de armarios de suelo a techo.

Dormitorio infantil

La única habitación que los propietarios han dejado fotografiar es la de su bebé, un singular dormitorio infantil en tonos claros, con un potente toque de color azulón, en cortinas y mobiliario. Sin duda, la arquitecta Heather A. Wilson y la interiorista Jen Langson han sabido aprovechar las peculiares características de esta vivienda realzando y aprovechando todo su potencial estético. 

Para más información visiten: Heather A. WilsonJen Langston
Vía: decoratrix