viernes, 22 de enero de 2016

Consejos para organizar el trastero

El trastero puede llegar a convertirse en una auténtica pesadilla, ya que en él metemos sin orden ni concierto todas las cosas que no utilizamos en años pero nos da pena tirar. Ármese de paciencia y ponga orden en este cuarto para poder aprovechar al máximo el espacio y, sobre todo, que a la hora de buscar algo lo encuentre fácilmente. A continuación e muestro cómo organizar su trastero para que se convierta en un espacio práctico y ordenado de almacenaje. ¡Lo que sea con tal de que deje de ser el cuarto de lo trastos!

Vacíe y limpie el trastero
Antes de nada, tiene que deshacerse de las cosas que no utilice o estén rotas y no hacen más que ocupar espacio.

Regale o venda esos objetos que no utiliza y que no quiere seguir almacenando.

Haga agrupaciones de las cosas: lo que vaya a guardar, lo que vaya a vender y lo que vaya a regalar a familiares y amigos. Por último, deshágase de lo que esté en mal estado. A la hora de guardar, piense siempre a corto plazo.

Una vez que haya vaciado la estancia y ordenado las cosas (que le llevará su tiempo, paciencia), realice una limpieza profunda.

Clasifique los objetos

Una vez que el espacio esté despejado y limpio, será el momento de clasificar los objetos que vaya a almacenar por categorías y uso continuado: ropa de otras temporadas, herramientas de bricolaje, accesorios de playa (sombrillas, sillas de la playa, colchonetas), material que utilizamos para practicar deporte (bicicletas, patines, esquís)... Piense que un trastero organizado equivale a más espacio y más tiempo.

Aproveche el espacio
Es importante que aproveche al máximo todo el espacio disponible:

Distribuya y planifique el espacio. Aproveche la altura para colocar estanterías o sistemas de almacenamiento de suelo a techo que sean útiles para apilar las cosas. Puede encontrar en el mercado de diferentes materiales: metálicos, de madera, etc. Las estanterías metálicas aguantan mejor la humedad.

En los estantes bajos coloque los objetos más pesados; en los estantes que estén más a mano, coloque las cosas que suele utilizar más asiduamente, como por ejemplo las maletas (si viaja a menudo). Por último, en los estantes más altos, coloque ropa de diferentes temporadas clasificada por cada miembro de la familia.

En las paredes en las que no tenga estanterías, coloque soportes o colgadores para colocar las bicicletas, el carrito de la compra, la tabla de planchar, la escalera de mano, las sillas de la playa… todos los objetos grandes que ocupan mucho. De esta manera, lo tendrá todo más organizado y aprovechará a tope todo el espacio, sin trastos de por medio.


Otra opción es colocar muebles de melamina o de resina en los que guardar todas sus cosas.Puede encontrar en el mercado todo tipo de medidas que se ajusten al espacio del que dispone en u trastero.
Utilice cajas de plástico

Es recomendable utilizar cajas de plástico transparente a modo de contenedores, así podrá ver bien los objetos alojados en ellos. Etiquete las cajas con pegatinas que indiquen lo que contienen, pues evitará tener que abrir todas las cajas a la hora de encontrar lo que busca. También puede usar contenedores de plástico para reciclar distintos materiales: latas, plástico y hasta papel de periódico.
Ordene y clasifique las herramientas y materiales de reparación

Si le gusta el bricolaje, no tenga desordenas todas sus herramientas. Puede comprar carros de herramientas y paneles en los que colocar las herramientas y así tenerlas a mano y clasificadas. Una manera original es guardar tornillos, tuercas y tacos, etc. en botes de conserva de cristal. También puede colocar los útiles en pequeñas en imanes pegados a un tablero de herramientas. Los materiales de sustitución o de reparación (bombillas, utensilios y botes, de pintura, etc), guárdelos en contenedores cerrados, y si puede compre un mueble con varios estantes para colocar todos estos materiales. Lo tendrá todo guardado, ordenado y a la vista.

Otros consejos a tener en cuenta
Realice una vez al año, por lo menos, una limpieza en profundidad en el trastero. Si ve que sigue acumulando cosas, clasifíquelas de nuevo. Hacer un inventario es una tarea que más tarde agradecerá, sobre todo a la hora de buscar alguna cosa. Infórmese sobre si la cobertura del seguro de la comunidad cubre los trasteros y los objetos valiosos que puedan contener en caso de robo o incendio.

Vía: habitissimo