viernes, 22 de enero de 2016

El Cortijo: un estilo rústico y contemporáneo con acento andaluz.


Estamos en Marbella, entre buganvillas y azahares. En pleno complejo hotelero del Marbella Club Hotel se encuentra El Cortijo, una villa de relax de estilo rústico, especialmente cuidada hasta el más mínimo detalle. Su atmósfera, típicamente andaluza, se reinventa con pinceladas y detalles contemporáneos.

El Cortijo está situado en el jardín de la piscina, en el corazón del hotel. La nueva villa, de 275 m² y cuatro dormitorios ha sido diseñada para pasar unos días con amigos o familia. Diseñada por Jean Pierre Martel, uno de los principales autores del resort, la casa toma su nombre por su inspiración en un cortijo andaluz.
Para conseguir el auténtico blanco andaluz, el encalado de paredes se ha trabajado con artesanos locales. Buscando el equilibrio perfecto entre rústico y contemporáneo, el estilo Mediterráneo de la villa está adornado con techos de vigas vistas, ventanas de madera, azulejos de terracota hechos a mano y paredes encaladas.
En el interior, una paleta cromática de azules y beige crean sensación de calidez y relajación. Obras de arte originales de Pablo Pujol (anterior artista residente de Marbella Club), Frank Westerman y Álvaro Latorre decoran las paredes. Asimismo, el salón está equipado con sofás de Ralph Lauren y cómodas sillas de Bamax.
Diseñadas pensando en la comodidad, las cuatro habitaciones tienen amplias terrazas con vistas a los jardines y baño privado con lavabos dobles y profundas bañeras ovaladas.
La suite principal de la planta superior dispone de una sala de estar privada y una gran terraza con vistas a los jardines botánicos.
Siguiendo el mismo esquema de decoración de en el Marbella Club Hotel, existen cinco nuevas villas. Diseñadas para parejas, amigos y familias, estas cinco villas están equipadas con cinco dormitorios, cuatro baños, vistas al jardín, un gran salón, comedor, terraza amueblada y piscina climatizada.

Para más información visiten: Marbella Club
Vía: diarioDESIGN