lunes, 25 de enero de 2016

Reforma integral de un piso de 80 metros


Situado en Sao Paulo, Brasil, este piso de 80 metros tenía una distribución pésima,con muchas estancias. Con el proyecto de reforma integral y decoración, encargado al estudio de arquitectura e interiores Conseil Brasil, la casa, diseñada para una pareja joven sin hijos, es ahora otra. Todo comenzó con el derribo de tabiques y la creación de dos zonas bien definidas: una común, que integra salón, comedor y zona de trabajo, y la zona privada, que cuenta con dos dormitorios y dos cuartos de baño.

En el salón, además de las zonas de estar y comedor, se reservó parte del espacio para ubicar un lugar de trabajo. Para delimitar visualmente los ambientes, los diseñadores jugaron con barreras físicas, como el respaldo del sofá y la viga del techo, y recursos decorativos. Si en el estar, el color gris marca la decoración, para la zona de trabajo se eligió mobiliario acabado en blanco y contrapuntos cromáticos en rojo. En cuanto a los revestimientos, las paredes blancas y grises del primer ambiente se alternaron con frentes forrados de madera en el segundo.
En la decoración de la zona común -salón, comedor y despacho- se creó un atractivo contraste con el tono gris de las paredes, el mobiliario blanco y los revestimientos de madera, que aporta calidez.
Es verdad que, al unir salón, comedor y cocina, se ganan metros, pero en muchas ocasiones éste no es el único objetivo. En las cocinas abiertas al salón, favorecen las relaciones familiares, ya que permiten charlar con el cocinero y simultanear labores (mientras cocina puede vigilar los niños o ver la tele).
La pared de la zona de comedor también se forró de madera. A la vista está que al cubrir con este material un frente de una estancia se consiguen espacios acogedores y envolventes. Además, la madera se presenta en tantos tono y acabados que es adecuada para todo tipo de decoraciones: desde entornos rústicos o campestres hasta hogares urbanos. En la cocina, los armarios en color negro se combinaron con un frente de azulejos decorativos en colores acordes con la decoración. Esta solución se debe a la necesidad de proteger esta zona de agua, humos y grasa.
En la reforma, el dormitorio principal se amplió para hacerlo más cómodo y funcional. También se crearon nuevas zonas de almacenaje, con un armario empotrado y un “window seat”. En cuanto a su decoración, se partió de una base neutra, con paredes y ropa de cama en blanco, y después se añadieron pinceladas verdes y turquesas.

Los baños se renovaron por completo y en ambos se apostó una estética moderna y vanguardista: uno, en negro y otro, en blanco, con sanitarios espectaculares y lo último en revestimientos. Fotografías: Marcelo Scandaroli

Para más información visiten: Conseil Brasil 
Vía: decoratrix