viernes, 22 de enero de 2016

Un terrario boscoso y ecléctico para el restaurante Vivarium en Bangkok.


La pasada edición de INSIDE, el festival que reúne el mejor diseño interior, nos permitió descubrir muchos y muy espectaculares lugares. Entre ellos el ganador a mejor restaurante, el tailandés Vivarium: un antiguo almacén de Bangkok transformado, y de qué forma, por el joven estudio Hypothesis.

Las características originales de un enorme almacén de la capital de Tailandia, donde se guardaban tractores y todo tipo de vehículos semipesados, han sido los protagonistas de la reforma. Para ello se han arreglado las estructuras ya existentes, remarcándolas en color blanco, mientras que los añadidos han sido pintados con recubrimiento antióxido, buscando así generar fuertes contrastes entre lo viejo y lo nuevo.
Además y para minimizar gastos, se han utilizado una serie de objetos encontrados en el sitio -puertas de hierro, tubos de acero, ramas secas y raíces de los árboles- como elementos decorativos.
Otra de las inspiraciones ha sido para Hypothesis concebir el espacio como un enorme terrario, por lo que un bosque de plantas ocupa la enorme altura del almacén. Además de conseguir camuflar todos los elementos más industriales del espacio original, estos seres vivos le dan una apariencia más acogedora y fresca al restaurante, y sus variadas tipologías permiten generar diferentes ambientes.
La exuberancia natural se ve acrecentada en la entrada, en la que la presencia de jardineras diseñadas por Yarnnakarn Art and Craft Studio suponen un curioso contraste con el espíritu industrial original.

Para más información visiten: Hypothesis
Vía: diarioDESIGN