jueves, 28 de enero de 2016

Una vivienda de 47 m2 bien aprovechados

Interdecor Bilbao tuvo la ocasión de reformar una pequeña vivienda de 47 m2 en Santutxu, un barrio de Bilbao. Dado el estado de la vivienda, se llevó a cabo una reforma completa de la misma partiendo de los gustos del cliente, una persona joven que había adquirido recientemente la vivienda, y que tenía en mente un estilo moderno.

Tras la correspondiente visita para tomar fotos y mediciones, y teniendo en cuenta las ideas que les trasladó el cliente, comenzaron a trabajar en las opciones que les prestaba dicho piso.
Nueva distribución

Prepararon diferentes distribuciones y estilos, se las enseñaron al cliente y de esta manera pudo tener su primera toma de contacto con su futura vivienda.
Colores básicos que atraen las miradas

Tras varias reuniones concretando colores y acabados, tenían clara la idea, una vivienda con tonos claros en suelo y paredes, añadiendo un toque de color mediante la utilización de los colores básicos (cian, magenta y amarillo). Con la finalidad de dar mayor calidez al piso, coincidieron con el cliente en colocar papel vinílico en ciertas paredes.

Puertas correderas

Una de las ideas que hace único al apartamento, es la colocación de una sola puerta corredera para cerrar 2 estancias, la cocina y el baño, dejando siempre una de las zonas abiertas.

Una cocina con barra

En la cocina, decidieron colocar una barra para poder prescindir de la mesa del comedor en ocasiones puntuales. Además, decoraron una de las paredes con un vinilo que añadiese profundidad y amplitud a la estancia.

Techo amarillo
Para romper la uniformidad de las paredes con el techo, se les ocurrió crear unos pequeños foseados en el techo y colorearlos de uno de los colores seleccionados anteriormente, en este caso, decidieron utilizar el amarillo dada su claridad y ligereza.

Luz indirecta

En cuanto a la iluminación, optaron por las iluminaciones indirectas a lo largo de la vivienda mediante la utilización de foseados perimetrales con LED's, aportando un baño de luz a ciertas paredes. También colocaron tubos cuadrados lacados en blanco, con un foco halógeno, para iluminaciones más puntuales como las mesillas de noche o la mesa de comedor.

Con todo ya concretado y decidido, iniciaron la obra de reforma llave en mano, sin que el cliente tuviese que preocuparse por nada más que pasar de vez en cuando por el piso para ver el progreso de su futura vivienda.

Para más información visiten: Interdecor Bilbao 
Vía. habitissimo