jueves, 13 de abril de 2017

Apartamento de 70 metros cuadrados moderno y funcional

En un edificio de nueva construcción se encuentra este apartamento diseñado para una pareja joven, donde destacan los espacios diáfanos y funcionales. Proyectado por el estudio brasileño Semerene Arquitetura Interior, el objetivo del proyecto fue la creación de espacios fluidos con diferentes usos adaptados al estilo de vida de la pareja residente.
Con una distribución prácticamente diáfana, los ambientes se reúnen en un solo volumen, de unos 70 m² y de forma rectangular. Un gran espacio central acoge las zonas comunes, mientras que el dormitorio principal con su baño y el aseo de cortesía se proyectaron como habitaciones cerradas y aisladas del resto, para garantizar así la intimidad.

Un gran espacio abierto

Nada más entrar al apartamento, se pueden observar las diferentes zonas que conforman el espacio. Una gran estructura metálica, en la parte central, independiza sólo lo necesario la zona de estar del comedor, de la cocina y del área de servicio. En la zona de estar, la pared pintada en un intenso tono azul, acentúa el blanco de techos y carpintería.

Mientras que los tonos vibrantes utilizados en la decoración y complementos acentúan el tono moderno y playero requerido por los propietarios. Para aportar sensación de unidad y continuidad visual, se optó por revestir el suelo de toda la vivienda con el mismo suelo de madera.

Estructura metálica, corazón del proyecto

La estructura metálica, diseñada por los arquitectos, se ha convertido en el corazón del proyecto y se despliega en diferentes funciones. Por el lado de la zona de estar, se utiliza como estantería, librería y como mueble bar. Por el lado de la cocina, es un elemento que abarca la isla de la cocina y se convierte en barra de desayunos para terminar en una mesa de comedor. 

Cocina, comedor y área de lavado

Una gran isla central preside la zona de la cocina, decorada con muebles blancos laqueados y electrodomésticos de acero. La campana, suspendida del techo, potencia la imagen actual del apartamento. En este mismo espacio se habilitó una pequeña, pero muy completa zona de lavado, que se camufla detrás de unas puertas de armario. En este ambiente, también destaca la gran estructura metálica, que en la cocina se convierte en barra de desayunos y mesa de comedor, con sobre de madera.

Despacho y dormitorio de invitados

El apartamento cuenta con una habitación independiente que funciona como un "ambiente reversible", que se abre o se cierra, según convenga, a través de paneles deslizantes, pudiendo abrirse a la sala para fundirse a los demás ambientes, o cerrándose para una mayor privacidad.

Dormitorio con vestidor

En el dormitorio principal destaca un panel de madera en la pared del cabecero, donde se instalaron las mesillas voladas, que aportan ligereza y sensación de amplitud. Paralelo a la cama, se oculta el vestidor que se cierra con puertas correderas de cristal semitransparentes. En el cuarto de baño, con suelo de baldosas hidráulicas, el lavamanos exento se instaló sobre un pequeño mueble volado con dos cajones. Sobre éste, se instaló un gran espejo cuadrado amplía el espacio.

Fotografías: Joana França.

Para más información visiten: Semerene Arquitectura 
Vía: decoratrix