sábado, 8 de abril de 2017

Cómo elegir aislamiento ecológico

Las soluciones aislantes ecológicas y/o recicladas son una alternativa sostenible para reducir el consumo energético y ahorrar en la factura de la luz o el gas. Tienen propiedades de aislamiento térmico-acústico y están compuestas por materiales naturales 100% renovables.
Las claves

El corcho es uno de los aislantes con mayor vida útil, mantiene sus propiedades inalterables pese al paso del tiempo.
Los paneles textiles reciclados son los que tienen mejores prestaciones térmico /acústicas y respuesta al vapor de agua.
El cáñamo ofrece una gran durabilidad y es reciclable una vez repuesto de las paredes.

Ventajas del aislamiento ecológico

• No irritantes, ya que no contienen sustancias de origen petroquímico.
• Están compuestos por materias 100% renovables (corcho, cáñamo) o que provienen del reciclaje (algodón).
• Son imputrescibles: no se deterioran dentro de la pared, con lo cuál mantienen sus características.
• Consumen menos energía y emiten menos dióxido de carbono (CO2) en el proceso de fabricación.
• Fácil instalación, manipulación y corte. Algunas soluciones como el corcho o los paneles de fibra de madera pueden dejarse a la vista.
• Funcionan como aislamiento térmico y acústico: con características iguales o superiores a otros productos como espumas de poliuretano o lanas minerales.

Tipos de aislamiento ecológico

-Cáñamo. Paneles compuestos de fibras de cáñamo, una materia prima vegetal completamente renovable, biodegradable y que no se pudre. Indicado para el aislamiento de paredes y muros interiores, ofrece muy buenas prestaciones de aislamiento térmico y mejora asimismo el aislamiento acústico.

-Corcho. El corcho es un material aislante térmico-acústico que destaca por su ligereza y durabilidad, ya que es el que más tiempo mantiene inalterable sus propiedades. 100% natural y renovable, al igual que el cáñamo, existen soluciones recomendadas para el aislamiento de paredes interiores o para suelo.

- Geopanel. Fabricado en un 80% a partir de algodón y materiales textiles reciclados. Es más denso y duradero que una lana mineral convencional y es el indicado para aislar zonas sometidas al vapor de agua. Está indicado para el aislamiento de paredes, medianeras y suelos (laminados, parquet y cerámicos).

-Fibras o virutas de madera. Paneles formados por virutas o fibras de madera que además de como aislante térmico posee buenas propiedades de aislamiento acústico. Al ser un material poroso es transpirable y permite la ventilación. Se puede instalar en paredes interiores y bajo cubiertas.

¿Qué es la R?

Mide la resistencia del material al paso del calor: cuanto mayor sea el valor, mayor capacidad aislante tendrá el producto. Se expresa en m2*k/W y relaciona el espesor del producto y su conductividad térmica (λ).

La lambda λ indica la conductividad térmica de un material. Cuanto menor sea, mayor capacidad aislante tendrá el material.

Otro dato a tener en cuenta es la Transmitancia térmica (U) que se mide en W/m2*k. Es la cantidad de calor que atraviesa un material o serie de materiales. En el caso de una pared es 1 dividido entre la suma de las resistencia térmicas de todos los materiales o capas que lo componen. A mayor resistencia de las capas, menos transmitancia y mayor aislamiento del conjunto.

Modos de instalación

Mecánica: los paneles se fijan a la pared mediante tacos y espigas que deben anclar en el soporte entre 40 y 45 mm como mínimo. Una vez fijados se pueden recubrir con diferentes materiales.

Perfilería (rastreles): atornillar rastreles guía en suelo y techo de madera o metal. Entre estos rastreles fijar otros de forma vertical a la pared, desde el techo al suelo, dejando una distancia de entre 40 y 60 cm entre rastrel y rastrel. Cortar las placas de aislante a la medida y encajarlas entre los perfiles. 

Cubrir con placas de cartón yeso.

Encolado: se pega directamente a la pared con un adhesivo de contacto específico. Extiende el adhesivo con una espátula o brocha y deja secar el tiempo que indique el fabricante.

En el caso del corcho hay un modelo autoadhesivo específico para suelos. El corcho puede revestirse o dejarse visto.

Vía: Leroy Merlin