martes, 18 de abril de 2017

Cómo elegir colgadores y soportes

Los colgadores y soportes son unos útiles muy necesarios en todos los hogares para tener ordenado y bien colocado cada objeto en la casa. De este modo, tendrá cualquier cosa a mano de modo sencillo y económico. Puede convertirlos en elementos decorativos, según el modelo que elija.
Características
Las fijaciones, en forma de colgador o de soporte, son un elemento indispensable en ciertos rincones del hogar y, de hecho, están más presentes de lo que pensamos en nuestra casa. Sirven para colgar cuadros, espejos, platos, muebles y estantes, objetos decorativos, escaleras, bicicletas, herramientas del huerto y del jardín, etc.
Son fáciles de colocar, económicos y algunos son resistentes al agua de modo que conservan su propiedad de fijación, incluso en ambientes húmedos como el baño.
Los hay de diferentes tamaños y, a la hora de elegir el más adecuado, hay que tener muy en cuenta el peso que el colgador va a tener que soportar para evitar posibles caídas y descuelgues porque el objeto sea mayor de lo que puede resistir.

La funcionalidad y la estética son los aspectos primordiales para elegir el colgador y el soporte más adecuado.

Tipos de fijaciones
- Hay colgadores específicos para cada objeto: cuelga escobas y fregonas, para paños, toallas, prendas de ropa, cuadros y espejos, menaje y también hay otros multiusos.
- Estos elementos de fijación se fabrican en diferentes materiales (madera, acero inoxidable, plástico, cerámica, latón) y acabados (cromados, con dibujos, lisos, con relieve, con formas…).
- La estética y la estancia (cocina, baño, recibidor, habitación infantil…) donde vaya a ir colocado influirán en la elección de uno u otro modelo de colgador o soporte, ya que hay algunos que resisten el agua, ideales para las zonas de ducha, y otros que son fácilmente lavables, preferidos para la cocina donde se manchan frecuentemente.
En cuanto a los diseños hay una amplia variedad que va desde los modelos más clásicos hasta los más innovadores y modernos, pasando por otros temáticos con dibujos o formas infantiles para las habitaciones o con ilustraciones propias de ciertas estancias de la casa como la cocina.
- El modo de fijación a la superficie puede ser por diversos tipos. En todos los casos es muy importante que la superficie sobre la que se va a fijar el elemento esté limpia y seca para que no pierda adherencia: ventosa, pegado con adhesivo, imán, clavado… Elegir un elemento de fijación u otro dependerá, en gran medida, del peso que tenga que soportar y del tipo de superficie sobre el que se sujete, ya que no es lo mismo una pared de azulejos como puede ser la de la cocina o el baño, que una pared hueca de cartón yeso muy común en una habitación o en el salón.

Usos
Los usos de los colgadores y soportes son casi ilimitados, pero los más habituales son:
- “Cuelgafácil”: para colocarlos basta con un simple martillo.
- Colgadores adhesivos: no necesitan de ninguna herramienta. Son extremadamente sencillos, ya que se pegan apretando directamente sobre la superficie. Se pueden reutilizar en más de una ocasión sin dañar la pared.
- Colgadores de ventosa: son aquellos que sirven para colgar objetos, como los trapos de la cocina, las toallas, prendas o accesorios. Son los elementos más decorativos de todos y, por eso, su valor estético tiene la misma relevancia que su función práctica.
- Soportes portaestantes: suelen ser tipo tornillo, para atornillarlo a las paredes del mueble sin necesidad de taco, o para colocarlos a presión en los orificios previamente hechos en la madera; normalmente estos orificios están pretaladrados en los muebles tipo kit. Existen otros portaestantes, tipo escuadra metálica, para baldas que necesitan de tornillo fijado a la pared.
- Para sujetar cables: son sujeciones multiusos que agrupan los cables. Son fijaciones adhesivas y tienen gran utilidad para mantener el orden en lugares con muchos cables como la zona del ordenador, el teléfono…
- Las tiras adhesivas sirven tanto para colgar objetos como para estabilizar los marcos manteniéndolos nivelados y rectos incluso si están colgados con clavos.
- Embellecedores: son objetos indicados para permitir la sujeción de espejos.

Vía: Leroy Merlin