jueves, 6 de abril de 2017

Geometrías interiores en azul en La Toscana.

Fra cielo e mare (entre cielo y mar) es la definición empleada por los propietarios para describir la belleza y el carácter de esta casa ubicada en Monte Argentario, en la Toscana italiana. Un proyecto del arquitecto Filippo Bombace con la participación de la firma de iluminación de Davide Groppi.
La propuesta básica de Bombace ha consistido en reflejar los sabores y colores del paisaje circundante dentro de la casa. La intervención está inspirada en los 50 y 60, lo que se refleja en los colores, los acabados y el mobiliario. Aunque lo que marca definitivamente su personalidad son las cerámicas con geometrías, presentes en todas las paredes, y los tonos celestes, turquesas y azul ultramar que inundan todas las estancias de la vivienda.
Iluminación para realzar
Inspirándose en las formas y colores de los azulejos de la cerámica, grandes formas geométricas (rombos, triángulos, semicírculos, rectángulos) se dibujan en las paredes de toda la casa como si de una instalación artística se tratara. La iluminación, a cargo de Davide Groppi, contribuye a realzar todavía más el valor de estas composiciones.
Uno de los grandes logros es la combinación de la baldosas de terracota con cerámica pintada a mano de Vietri (un guiño a los orígenes napolitanos de los propietarios).
El único cambio aportado a la distribución original de la casa fue la apertura de una ranura horizontal que comunica la cocina con la sala de estar. Esto permite a quien esté cocinando disfrutar del panorama que se aprecia desde la amplia ventana existente.
El protagonismo también recae en las dos paredes laterales de la sala de estar, revestidas con una piedra áspera que contrasta con la cerámica circundante.
En los dormitorios se repite la misma mezcla de colores, desde el azul turquesa hasta el azul profundo del mar, que lucen en los diferentes campos generados por los techos inclinados, las vigas y los cielorrasos.
También el mobiliario y los complementos en madera de nogal canaletto de toda la casa se caracterizan por el empleo en los tejidos de las variaciones cromáticas de color turquesa.
Fra cielo e mare es una casa que nace de la pasión y la diversión, un proyecto muy personal que busca dotar a esta vivienda de un encanto y una vivacidad únicos.
Todo ello frente a un panorama único que también se hace visible en el interior gracias a un gran espejo retrovisor, basculante y ajustable.

Para más información visiten: Filippo Bombace
Vía: diarioDESIGN