viernes, 16 de junio de 2017

Puff pera, un clásico amoldable y cómodo

El puff pera es un clásico, uno de los puffs más vendidos del mercado. Es un “mueble” liviano que permite adoptar diferentes posiciones y garantiza el máximo confort gracias a su soporte dorsal. Además su diseño resulta original y genuino, características que contribuyen a justificar su éxito.
Por su ligereza el puff pera ofrece cierto dinamismo a los espacios. Es una pieza funcional y versátil que además se adapta a todo tipo de ambientes y diseño. Son la solución perfecta para acomodar a un mayor número de amigos en el salón, crear una zona chill out en su terraza o jardín u decorar de forma divertida el rincón de lectura de los más pequeños de la casa.

Características del puff pera
El “Puf Pera” se confecciona uniendo entre sí varias piezas que se estrechan en su extremo superior y cuya forma se asemeja a la de una pera. Piezas fabricadas generalmente en polipiel de alta resistencia que protegen un relleno de poliestireno expandido de alta recuperación y gran volumen. Un material clave que hace posible tanto que el puf se amolde al cuerpo y postura del usuario, como que recupere su forma inicial de forma rápida cuando este se levanta.
A diferencia de otros modelos de puff, el puff pera ofrece un buen soporte dorsal, garantizando un confort extremo. Dispone además de un asa en la parte superior que facilita su traslado de una estancia a otra al mismo tiempo que se sujeta por su base.
Todos los puffs pera permiten adoptar múltiples posiciones sobre él. Podrá estar sentado, tumbado, estirado… y disfrutar del mejor momento del día frente al televisor, jugando, leyendo e incluso trabajando. Su interior amoldable facilita el movimiento y el cambio de postura.
La limpieza de un puff pera tampoco será un problema. Están generalmente confeccionados con tejidos resistentes, fáciles de mantener y limpiar. Basta con deslizar un paño húmedo para dejar como nuevo un puff de polipiel.

Las mil y una posibilidades del puff pera

El puff es una pieza versátil que se adapta a todo tipo de ambientes tanto interiores como exteriores. Decorar una zona chill out en la terraza con puffs pera es una tarea sencilla. También encajan a la perfección en el salón, sea este del estilo que sea. Y son una alternativa fantástica para darle un toque divertido al dormitorio de los niños.

Puffs pera para decorar habitaciones infantiles

El puff pera posee un diseño original y divertido. Es por tanto, una estupenda alternativa para decorar salas de juegos y dormitorios infantiles. Junto a una estantería para completar un rincón de lectura, frente a la televisión para sentarse y echar una partida a la videoconsola… En vivos colores y/o con divertidos estampados son una apuesta ganadora. Permitirán a los niños moverse con libertad, adaptándose a cada una de sus posturas.

Puffs pera en el salón
El puff pera es una pieza que no ocupa demasiado espacio y que nos permite acomodar a un amigo más, una cualidad especialmente interesante cuando deseamos decorar lugares de dimensiones reducidas. Son además menos pesados que un sofá, por lo que ofrecen mayor dinamismo en espacios de reunión como el salón, facilitando la realización de diferentes actividades.
Podrá relajarse viendo una película, reunir a sus amigos, sentarse a leer, echar la siesta… La amplia variedad de diseños nos permite además adaptar esta pieza a estancias de cualquier estilo. Podemos encontrar pufs en una amplia variedad de materiales y colores, con diseños relajados y sofisticados.

Puffs pera para espacios exteriores

Los puff pera también pueden incorporarse a espacios exteriores. Crear una zona chill out en la terraza con dos o tres puff pera es realmente sencillo ¡imagínese descansando al atardecer tumbado en alguno de ellos! Existen en el mercado versiones fabricadas con tejido de poliéster impermeable, resistente al agua, que no requieren ningún mantenimiento.

Puede completar el conjunto con puffs redondos que sirvan como reposapiés para garantizarle así el máximo confort. Con un espacio así en su jardín o terraza, ¡no querrá entrar en casa! A los niños también les gustan mucho estos espacios de carácter informal; pueden tirarse sobre el puff a leer, jugar o simplemente, descansar.

Además, como pueden observar en las imágenes, los puff pera son una estupenda opción para decorar dormitorios juveniles, zonas de estudio y/o recibidores. Existen una gran variedad de puffs en el mercado que varían en tamaño y diseño, por lo que adaptarlos a un ambiente prediseñado no supone ningún problema.
Los puff pera están disponibles en una amplia gama de tejidos: poliester, algodón, antelina, cuero, crochet, tejidos aterciopelados… Ser consciente del uso que se les va a dar es clave para escoger la opción mas práctica para nosotros; aquella que se adapte mejor a nuestras necesidades. No todos son igual de resistentes ni fáciles de mantener. Aunar estética y practicidad es la clave para sacarles partido.

Vía: decoora