jueves, 24 de octubre de 2013

Persiana

Una persiana es un elemento mecánico que se coloca en el exterior o interior de un balcón o ventana para proteger las habitaciones de la luz o el calor. Las persianas pueden fabricarse de diferentes materiales si bien el plástico PVC y el aluminio son los más populares por su ligereza y resistencia al deterioro. La persiana presenta un doble movimiento de apertura y cierre que se manifiesta por lo general en una acción de subida y bajada. El sistema más habitual consiste en enrollarla para recogerla en un tambor superior y desenrollarla para desplegarla. Para ello, la persiana se compone de listones que se pliegan o enrollan en el caso de las persianas enrollables.
 
Componentes
 
Mecanismos de accionamiento
 
Los mecanismos más habituales para mover una persiana son:
 
Mediante motor eléctrico y un control domótico.
 
Mediante una cinta que se recoge en una polea inferior (con un muelle interno) y otra superior, en la cual la fuerza la realiza el peso de la persiana. Es el sistema más habitual. Puede estar motorizado en el cajetín inferior.
 
Mediante manivela. Mucho más lento que la cinta, la manivela acciona un torno que va recogiendo un cable, el cual pasa dentro de un tubo que se encuentra empotrado en la pared, de esta manera se realiza una fuerza menor que con la cinta.
 
Mediante cuerda que enrolla la persiana por su centro y se ata en un lateral de la ventana.
 
Tipos
 
Se distinguen los siguientes tipos de persianas:
 
Plegables (verticales y horizontales)
Jacobinas
 
Vía: Wikipedia