viernes, 19 de mayo de 2017

Tubos rígidos

Los tubos rígidos, huecos y disponibles en diferentes materiales, sirven para proteger los cables eléctricos en instalaciones, normalmente, de superficie. Puede encontrarlos en diferentes diámetros en función del número de cables que quiera que pase por cada tubo.
Las claves

Los tubos rígidos son los recomendables en canalizaciones de superficie por su resistencia al impacto y al aplastamiento.

Los tubos libres de halógenos son recomendables en locales públicos como hospitales, escuelas o grandes almacenes porque reducen la posibilidad de que el humo de un incendio provoque daños en los equipos y no emiten gases tóxicos en caso de combustión.

Necesitará accesorios específicos para los cambios de dirección (codos, manguitos, derivaciones en T…).

Ventajas de los tubos rígidos

- Alta resistencia y durabilidad.
- Aislantes eléctricos.
- Alta resistencia a la compresión y al impacto.
- De sencilla instalación.

Criterios de elección

Los puntos esenciales a considerar cuando elija un tubo rígido van a ser:

- El tipo de material.
- El diámetro, el grosor de la pared interna del tubo (cédula).

Tipos de material

- De acero: ofrecen alta resistencia al impacto y la compresión. Indicados en espacios con maquinaria en movimiento, como fábricas o talleres de reparación.

- Libres de halógenos: muy resistentes al fuego y excelente capacidad para no propagarlo:

1. Disminuyen la posibilidad de que el humo de un incendio provoque daños en los equipos y circuitos electrónicos.

2. No emiten gases tóxicos en caso de combustión.

3. Emiten un humo que permite la visibilidad.

- De PVC: este material actúa de eficaz aislante eléctrico y no se oxida. Es liviano pero menos resistente al impacto que los de acero. Soporta temperaturas que van de los -5° a los 60° C. Son la opción más económica.

Tipos de diámetro

El diámetro de los tubos rígidos depende del número máximo de cables que quiera pasar por el interior del tubo.

Encontrará diámetros de:

- 16 mm.
- 20 mm.
- 25 mm.
- 32 mm.

Observe la siguiente tabla para saber cuántos cables admite cada diámetro.

Accesorios de unión

Junto a los tubos rígidos se venden también los accesorios de unión (manguito, curva y curva flexible), que le servirán como nexos de unión entre los tubos, con el fin de conducirlos por esquinas y giros. En instalaciones de superficie deberá utilizar grapas y abrazaderas para fijar los tubos a las paredes, techos o rodapiés. La distancia máxima entre cada brida o abrazadera es de medio metro. 

Consejos de instalación

- Si va a manipular cables eléctricos desconecte siempre el suministro eléctrico a través del interruptor general antes de realizar ningún trabajo.

- Es recomendable colocar los tubos rígidos a 2,50 metros sobre el suelo.

- Para instalaciones embebidas en hormigón (la tubería se tiende y se echa hormigón líquido sobre ella) nunca utilice tuberías rígidas de PVC.

Vía: Leroy Merlin