miércoles, 20 de enero de 2016

Vitrificado

El vitrificado consiste en un proceso industrial de protección de superficies, en particular de madera, mediante la aplicación de un pulimento y barniz. El procedimiento de vitrificado tiene su origen en Italia. Surge a causa de proteger las superficies que están permanentemente sometidas un intenso tráfico o expuestas a humedad. Dichas circunstancias pueden ocasionar fuertes daños en las superficies, como rayaduras profundas, huecos, surcos en las junturas, manchado, podrido, humedecido, levantado, cuchareado, despegado, etc., que generan su deterioro físico y estético.

Usos

El vitrificado puede aplicarse a los siguientes objetos o materiales:

Suelos de parquet, entablados, lamino-tablas, puertas, muebles de madera, suelos flotantes, persianas, escaleras, barandas, interior de embarcaciones, artesanías y otros.

Proceso de vitrificado

Paso 1: Pulido del piso de madera natural. En esta fase inicial se aplican 5 pasadas de lijas con diferentes granos graduados desde el 24, 40, 80, 100 hasta el 150, los cuales le dan una terminación óptima al trabajo final. Entre el grano 24 y 40 hay que sellar las uniones del suelo que están separadas para que el suelo quede continuo en toda su extensión. Esto se ejecuta con una pasta selladora. Se debe verificar, además, la eliminación de todo rastro de humedad y dejar absolutamente limpio el suelo.

Paso 2: Vitrificado sellador del suelo. Después de terminar el trabajo del paso 1, la superficie a aplicar debe estar pulida y limpia, libre de grasa, aceite, cera, suciedad, polvo y otros. Se aplica, entonces, una capa de vitrificado de alto tráfico el cual cumple la función de sellar el suelo de sus poros completamente y es aplicado previo al vitrificado definitivo. Esto se realiza con el fin de que el vitrificado definitivo quede efectivamente sobre la superficie del suelo y no sea absorbido por la madera perdiéndose completamente las propiedades. Se recomienda, igualmente, luego de esta fase el que se deba pulir la superficie con lija, para efectos de eliminar pelillos o aglomeraciones producidas en el proceso.

Paso 3: Vitrificado del suelo definitivo. Para el vitrificado definitivo del suelo de madera natural, se aplican 3 capas de vitrificado de alto tráfico, el cual se deja cristalizar en diferentes intervalos, con el fin de establecer la óptima cristalización del vitrificado.

Consecuencias del vitrificado

Suelo reluciente, pero no necesariamente brillante. La brillantez depende del tipo de esmaltado: puede ser brillante, semibrillo o aún opaco. No requiere ningún tipo de máquina para dejar brillante el suelo.

Impermeable queda el suelo o superficie en un 99%, ya que se crea una especie de vidrio sobre el objeto. No obstante, el vitrificado no evita la humedad derivada de contrapiso o radier, la que requiere tratamiento especial.

Fácil mantenimiento. No requiere encerado. Resistente a manchas. Se limpia sólo con agua para mantener el suelo ante cualquier mancha (se recomienda secar bien el suelo por la falta de porosidad).
El suelo queda con gran dureza (relativa al producto que se utilice) y resistente a rayones.
Flexibilidad y transparencia del vitrificado.
El suelo queda liso.
Ciertos barnices nivelan los suelos.
Precauciones que se deben observar sobre el vitrificado:

Algunos barnices son inflamables en el proceso, y se recomienda no someterlos a excesivo calor y aplicarlos en lugares bien ventilados.

Deslizante. Puede generar derrapes, en especial en escaleras, a causa del pulido con lija, del carácter impermeabilizante y no poroso, pudiendo provocar accidentes como resbalones y torceduras en los usuarios. Se recomienda tomar precauciones con algún implemento que evite el derrape o el deslizamiento.

Vida útil

Las condiciones que marcan la vida útil del vitrificado y el pulimiento, no vienen determinadas por el propio pulido, sino por la calidad del producto, el barniz o esmalte, en lo tocante a la dureza de las capas de vitrificado aplicadas sobre el suelo.

Vía: Wikipedia