domingo, 17 de enero de 2016

Medianeras

Las medianeras son aquellos paramentos verticales que separan dos edificios colindantes y que es compartido parcial o totalmente por ambos, y que a raíz de cambios urbanísticos quedan expuestas a nuestra visión, ya sea por normativas municipales en las que se permiten distintas alturas en una misma manzana o por el derribo de un edificio colindante.

Dando un paseo por nuestras ciudades podríamos encontrarnos con todo tipo de medianeras y se podrían clasificar en 6 tipos:
Típicas
Es la medianera habitual, y la veremos: con mortero de cemento y pintada, solo enfoscada, sin enfoscar con los ladrillos vistos, mampostería, etc…
Es necesario de un mantenimiento por la comunidad de propietarios, al quedar expuesto a las inclemencias del tiempo y a cambios continuos de temperatura. El agua de lluvia y el sol (entre otras razones) provocan el disgregamiento del revestimiento, empezando generalmente por los cantos de los forjados. Un mal mantenimiento, aparte de los efectos visibles por el exterior, puede provocar problemas de humedad en el interior de las viviendas.
Comerciales

Son una alternativa a las vallas publicitarias, pueden ser con lonas o bien pintadas directamente sobre ellas. En todo caso es obligada la adecuación de la pared medianera previa a la instalación de la publicidad.

Suelen estar situadas en las salidas y entradas de las ciudades, cercanas a centros comerciales y en calles con gran intensidad de tráfico rodado y peatonal. Las dimensiones permitidas para la publicidad y la duración de las licencias varían según su situación.

Artísticas

En este caso podemos encontrarnos con infinidad de casos que consiguen romper con la monotonía de las típicas medianeras, aunque por su contenido puedan gustar más o menos.

Constructivas

Aquí podríamos encontrarnos con varias opciones, las que se adoptan por la colocación de una forrado de la medianera con planchas metálicas, instaladas sobre rastreles verticales, dejando una cámara abierta en su parte superior, a modo de “fachada ventilada”.

La segunda opción es la proyección de espuma de poliuretano (es una solución que requiere de mantenimiento ya que éste se degrada con el paso del tiempo y más si está expuesto.

Jardines verticales

Esta solución tiene un gran beneficio ya que mejora el paisaje urbano, reduce la contaminación ambiental de nuestras ciudades y utiliza la energía natural de manera eficiente beneficiando el aislamiento acústico y térmico del edificio.

Fotovoltaico

Un campo a explorar es el de usar las medianeras como vía para conseguir la autosuficiencia energética, mediante la colocación de elementos de captación solar fotovoltaica.

Esperemos que este sistema junto con el de los jardines verticales, sean los más implantados en un futuro siempre y cuando las normativas municipales y estatales den facilidades para ello.

Vía: Som Arquitectura