miércoles, 5 de abril de 2017

Colores y materiales de moda en un coqueto apartamento

Si nos fijamos en la cantidad de materiales y colores de moda que hay en la actualidad, parece casi imposible mezclarlos todos en una misma vivienda. No obstante, con un poco de ingenio y gusto se pueden hacer verdaderas maravillas.
Como ejemplo, nos encontramos con un interesante proyecto de Shoko Design, un estudio de diseño polaco del cuál hemos hablado anteriormente. Se trata de un precioso apartamento en el que además de incluir colores tan de moda como el gris, blanco o el azul, han sabido incluir a la perfección toda una gama de productos que también son tendencia, tanto en suelo como en paredes y en mobiliario.
Es posible sacarle partido a un espacio reducido. Lo vemos, en principio, en la cocina salón. Un solo ambiente dividido visualmente en dos zonas. Para ello, se usa la orientación de los muebles, como la isla de cocina y el sofá.
Se trata de un espacio conjunto de pequeñas dimensiones. Puede parecer que no hay posibilidad de incluir colores, pero nada más lejos de la realidad. La cocina se aleja de los típicos blancos. Se escoge un gris, eso sí, bajado de tono, pues tampoco hay que abrumar. Además, no se duda en incluir azules en detalles como la pared, que están fuertemente contrarrestados con el blanco de la pared de la cocina o la claridad del suelo de madera.
La mezcla de colores no se queda únicamente ahí, pues en la parte del salón y el pasillo o distribuidor cuentan con paredes en gris y negro. Mención especial el contraste con el suelo, que sigue siendo claro, pero también con el apoyo de las luces, que logran dar mayor iluminación, y por lo tanto, mayor amplitud.
Hay que destacar el corte entre los diferentes tipos de suelo. Mientras que parte de la cocina y el salón emplean madera, el resto de la cocina y las zonas privadas de la casa rompen con un porcelánico o porcelanato, también claro.
En el dormitorio se sigue el esquema de color, con grises y toques blancos, aunque en esta ocasión, se renuncia al azul para incluir toques rosa cuarzo, un color que ya en el 2016 dio muchísimo que hablar.
Se destaca también la pared de madera envejecida, que lejos de empequeñecer el dormitorio le otorga gran carácter. Además, son señalables también detalles como las guirnaldas de luces o ese cabezal a base de madera que guarda en su interior espacio extra de almacenaje, algo que no nunca viene mal.
El distribuidor gana espacio con un gran espejo, mientras que la zona del pasillo intenta no ocupar sus paredes, dejando por lo tanto los marcos y objetos decorativos apoyados directamente en el suelo, un recurso que permite ver las paredes más limpias.
El mayor juego de texturas y acabados lo vemos en el baño. No hay miedo al espacio, se mezcla así un revestimiento para el suelo de tipo geométrico, con negros y blancos, mientras que el azul impregna las paredes con azulejos hexagonales de pequeño formato.
Destaca también la ducha, que carece de plato. Simplemente respetando la inclinación adecuada es posible crear una ducha continua con el mismo suelo. Eso sí, con mampara transparente, para que el espacio gane luz.

Para más información visiten: Shoko Design