miércoles, 5 de abril de 2017

Para estilos de vida diferentes: casa flexible de 34 m²

¿Reformar un local en planta baja y convertirlo de uso comercial a uso residencial? Es posible. ¿Habilitar un sótano y comunicar ambas plantas? Es posible. ¿Dotar a la intervención de un carácter versátil y multifuncional? También. Que además el proyecto sorprenda por su delicadeza y cuidado diseño es lo que de verdad hace que este (no tan) pequeño apartamento parisino sea tan especial. Obra de la firma Studio PAN, el proyecto aúna ingenio, diseño y sensibilidad, para dar vida a estos espacios y abrir un abanico de posibilidades para el usuario.
Fotografía: Mariela Apollonio
Un local cualquiera
Situado en una tranquila calle del bario del distrito 11 de París, el local, antes un salón de belleza, ocupaba la planta baja de este edificio de viviendas del sigo XIX. Con una sobria fachada a la calle, el proyecto trata de dar una nueva vida y un nuevo carácter al espacio disponible tanto en planta baja, como en la primera planta y sótano, juntando un total de 34 m entre las tres plantas. Un pequeño proyecto en tres niveles que pone a prueba la destreza del estudio para normalizar la vida cotidiana a nivel de calle.
Escaleras y detalles
En planta baja se agrupa un completo programa de salón, cocina y estudio, así como escalera de acceso a las otras dos plantas. Ésta se resuelve de la manera más simple posible, con sencillos peldaños lacados en blanco empotrados en la pared, para liberar visualmente el interior, y no invadir perceptivamente el volumen disponible. El trazado juega con los niveles y planos de uso, haciendo que la escalera se integre en el mobiliario a medida que desciende, transformándola de pieza de arquitecura en pieza de mobiliario, y acercándola así a la escala humana.
Mobiliario envolvente
El resto del mobiliario se proyecta como una pieza continua que se confunde con la envolvente y tan pronto da forma a un banco lateral, como asciende en estantería, o se convierte en una mesa de trabajo. Las paredes camuflan paneles lacados en puertas correderas y armarios, que esconden la cocina y ofrecen una estancia neutra, libre de distracciones.

Ingenioso y sereno
El sótano se adecúa con un sistema de ventilación y climatización de refuerzo, para convertir el espacio en una agradable estancia donde llevar el baño, cuarto de la colada y dormitorio principal. La estancia se envuelve en blanco, y queda iluminada levemente por un lucernario lateral que recoge la luz de la planta baja, creando un ambiente relajado y en calma. El resto de la iluminación se integra en una estantería a medida realizada en madera, que cubre toda la pared posterior de la estancia e incluye el cabecero de cama. Paredes que esconden el mobliario y suelos de moqueta, hacen de esta estancia una caja hermética donde sólo interrumpe el silencio la respiración del que duerme.
Loft transformable
La planta primera recoge un apartamento destinado a alquiler de corto plazo, pero con posibilidad de unión con el resto de la vivienda en un futuro. Siendo la planta de mayor superficie, se opta por el trazado de un interior diáfano con posibilidad de reconfiguración para dar cabida a una oficina, salón de cómodas dimensiones, comedor, cocina completamente equipada, espacio de almacenamiento suficiente para los huéspedes y el servicio de limpieza, y un dormitorio de matrimonio. Toda un lista de lujos que son alcanzados con muy pocos gestos, de manera concisa y con un diseño sencillo y delicado. La estancia genera sensación de profundidad jugando con superficies de espejo que reflejan la luz y multiplican el espacio.
El camino de vuelta
La unión con el resto de la vivienda se hace posible a través de la escalera interior que comunica con las otras plantas. El detalle constructivo busca evitar la literalidad, y transmitir una sensación de livianidad y simpleza, como si de un juego de origami se tratara. Doblar, plegar, abrir y cerrar se convierten en gestos más naturales en esta casa que en ninguna otra. Ángulos y cortes limpios dan forma a rincones de las estancias llenos de atractivo donde el amor por el detalle determina la calidad del acabado.
Estancia en dos pasos
Además de la holgura del espacio, esta primera planta cuenta con las virtudes de una estancia flexible, capaz de cambiar de configuración según las exigencias del programa. Así, mediante un tabique plegable, se consigue definir un pequeño catálogo de espacios para acomodar la mesa de comedor, o mesa de reuniones, o despacho, o dormitorio principal, sin tener que renunciar a la continuidad de la estancia. El rasgo característico de este inmueble parisino, la sucesión de ventanas de fachada, se conserva en esta intervención como atractivo principal de un espacio continuo de movimientos fluidos y luz natural.
Plegar y descubrir
El dormitorio, de contorno cambiante, queda definido precisamente con este tabique pivotante, ofreciendo la configuración deseada. El último tramo del cerramiento se abre para determinan una franja de circulación que comunica con el resto de la estancia y queda reflejada en una superficie de espejo que la alarga preceptivamente, haciendo énfasis en la estructura en bandas.

Para más información visiten: Studio PAN
Vía: habitissimo