miércoles, 12 de abril de 2017

Un ático de ensueño que antes era un desastre

Llega la primavera y todos deseamos un ático. Una terraza desde la que disfrutar de las vistas de la ciudad y descansar tomando el sol. Un sueño hecho realidad en esta increíble reforma en el barrio de Salamanca de Madrid. Una vivienda de más de 100 m² en el último piso de un edificio de los años 30 en una de las mejores zonas de la ciudad.
La reforma es de UXBAN y ha trasformado por completo una vivienda oscura y mal distribuida para convertirla en un ático de ensueño.
Cambio completo de las zonas de día y noche
La decisión más drástica y valiente de la reforma ha sido cambiar la parte de noche y la de día. Ahora, el frente con terraza que mira hacia el sur queda en la parte de día. Allí se reubican un nuevo espacio abierto de salón, comedor y cocina. Se ha decidido poner en la parte opuesta, con dos patios interiores, la parte más íntima de la vivienda. Allí se han diseñador ahora dos dormitorios dobles, un baño y una zona de despacho en el distribuidor. Debido a la altura del ático, se dispone de mucha iluminación natural tanto en su parte frontal como en la trasera.
Zona de día abierta a la terraza
El ático recibe al visitante con un vestíbulo, situado en medio, que cuenta con iluminación natural que mira a uno de los patios interiores. Nos permite ir hacia la parte pública o hacia la privada de la vivienda. Hacia el frente se desarrolla el espacio abierto con la zona de estar del que les hablábamos, con la cocina y la zona de comedor. La cocina está integrada dentro de este espacio social, perfecto para tener invitados y disfrutar de una agradable comida. Esta zona "de día" se asoma a la terraza a la que se accede por unos pequeños escalones.
Un ático luminoso y de estilo nórdico
Desde la misma entrada nos damos cuenta de que se trata de una casa de estilo nórdico. En ella predomina el blanco, la madera y se ha aprovechado al máximo la luz que ingresa por sus patios interiores y por sus grandes ventanas. Destacan las antiguas vigas de madera que son de los pocos elementos que han sido recuperados. Los muebles son también de líneas minimalistas, tonos neutros y materiales naturales.
Una terraza para disfrutar todo el año
La terraza, ligeramente elevada, nos presenta una perspectiva muy cálida con su fondo de cañas de bambú que asegura privacidad. Se ha instalado un suelo de tarima de madera para exteriores de IPE Brasileño, y se han colocado mobiliario ligero para no sobrecargarla. Un rincón al sur que en una ciudad como Madrid se puede aprovechar casi todo el año.
Un distribuidor con uso
La zona de paso de la "zona de noche" hacia los dos dormitorios se ensancha y aprovecha para crear en ella una pequeña oficina. Se trata de una encimera suspendida a modo de escritorio que dispone de iluminación natural. Comparte el espacio con la circulación hacia esta zona más privada. Un estupendo modo de aprovechar las zonas de paso.
Un dormitorio sencillo y tranquilo
Con la nueva disposición, los dormitorios quedan en la parte más tranquila del ático. El principal dispone de baño en suite y un cabecero de diseño a medida para acomodar una pequeña biblioteca. Como no puede ser de otra manera, esta estancia también sigue esa estética nórdica que contemplamos en toda la vivienda. La sencillez del blanco y la madera se combinan con algún toque de color azul añil a juego de las baldosas del baño, para contrastar.
Un baño común con baldosas iguales en techo y suelos
El baño principal continúa con tonos neutros, pero se aleja del blanco puro con unas atrevidas baldosas hidráulicas que se colocan no solo en las paredes sino también en el suelo. El lavabo y el inodoro quedan suspendidos para asegurar la ligereza. Es un baño sencillo, funcional y muy bien aprovechado.
Otro dormitorio sencillo y funcional

El segundo dormitorio es también sencillo y funcional. Se utilizan algunos elementos de decoración que dan un toque muy actual como son las escaleras para decorar, las mesillas hechas con troncos de madera o el cabecero de la cama tapizado,

Un cambio increíble

Además de los cambios evidentes de materiales y distribución, se ha decidido apostar por realizar un cambio para mejorar la eficiencia energética de la vivienda y aislarla mejor. Por ejemplo, las nuevas carpinterías son de aluminio con rotura de puente térmico y cuentan con vidrios acústicos y de baja emisividad. 

Para más información visiten: UXBAN
Vía: habitissimo